Qué es la energía eólica

Todo sobre la energía eólica

La energía del viento

En la actualidad, la energía eólica ha cobrado un papel protagonista en la transición energética como tecnología líder para contribuir a la reducción de gases de efecto invernadero.

Compartir

¿Qué es la energía eólica?

La energía eólica es aquella que se obtiene del viento.

Esta energía ha sido utilizada desde hace miles de años para impulsar los primeros barcos de vela o mover las hélices de los molinos. Se trata de un tipo de energía cinética que se genera a partir de las corrientes de aire y que se puede transformar en electricidad a través de un generador eléctrico. Al tratarse de una fuente de energía renovable es inagotable y no contamina.

¿Qué tipos de energía eólica existen?

Existen dos tipos de energía eólica en función de dónde se genera la electricidad: el modelo de producción de energía eólica en tierra, u onshore, y los aerogeneradores instalados en el mar que producen energía, conocida como energía eólica offshore.

Aerogenerador de energía eólica

Energía eólica terrestre u onshore

Cuando viajamos por carretera es habitual ver estructuras similares a los molinos de viento, son los llamados aerogeneradores y, como veíamos antes, son los responsables de generar energía eléctrica a partir de la fuerza del viento. A su vez, los parques eólicos son instalaciones formadas por un conjunto de aerogeneradores de gran potencia conectados a la red de distribución eléctrica. Deben colocarse en lugares que suelen tener una cantidad suficiente de influencia eólica, como grandes estepas o regiones costeras.

Dentro de la energía eólica terrestre cabe destacar también la energía minieólica, que, por lo general, se destina al uso doméstico. La energía minieólica es la que se obtiene a través de aerogeneradores de potencia inferior a los 100 KW. Así pues, son construcciones a pequeña escala que suelen colocarse en zonas aisladas y alejadas de la red eléctrica como las casas de campo, las reservas naturales o los refugios alpinos. Estas instalaciones se complementan con energía solar fotovoltaica dando lugar a los sistemas híbridos eólico-fotovoltaicos.

Aerogenerador de energía eólica marina o windfloat

Energía eólica marina u offshore

La energía eólica marina u offshore se produce de manera muy similar a la terrestre: mediante el empleo de aerogeneradores que permiten aprovechar la fuerza del viento para producir electricidad. La única diferencia es que en el caso de la energía offshore los aerogeneradores se colocan en medio del océano para aprovechar los potentes vientos que se producen en alta mar.

En medio de las aguas, el viento no encuentra obstáculos a su paso y es más regular. Esto hace que la energía eólica marina sea más productiva que la terrestre, ya que el viento es más fuerte y ejerce más presión al golpear las aspas de los molinos.

Usos y aplicaciones de la energía eólica

Si echamos un vistazo a la historia, comprobaremos que la energía eólica fue una de las primeras fuentes de energía utilizadas por el hombre. Hoy en día, gracias a los avances tecnológicos, la energía eólica tiene múltiples usos y aplicaciones.

  • Producción de energía eléctrica. Mediante el uso de aerogeneradores, la energía cinética del viento se puede transformar en energía mecánica y esta, a su vez, en energía eléctrica.
  • Bombeo de agua. La energía eólica se puede utilizar para la extracción de agua del subsuelo utilizando aerobombas, que son unos molinos capaces de bombear hasta seiscientos litros por hora, lo que equivale a cubrir las necesidades de una pequeña explotación agrícola.
  • Hidrógeno renovable. La energía eólica se utiliza para producir la corriente eléctrica continua que se necesita para producir el hidrógeno renovable. Este tipo de hidrógeno se utiliza, por ejemplo, para producir los combustibles renovables.

¿Cómo funciona la energía eólica?

El viento por sí solo produce energía cinética que nosotros podemos aprovechar para transformarla en energía eléctrica. Para conseguir este objetivo, como hemos comentado, es necesario el uso de aerogeneradores. Aun así, el viento no es una fuente de energía continua,  los parques eólicos deben implantarse en lugares donde la presencia del viento sea predominante. El resto del proceso de transformación lo realizan los aerogeneradores mediante este proceso: 

Entre los proyectos que hemos impulsado en el ámbito de las energías renovables, destacamos Delta 2, un complejo formado por veintiséis parques eólicos ubicados entre las provincias de Huesca, Zaragoza y Teruel, y que permitirá suministrar electricidad a 800.000 hogares aproximadamente. Asimismo, su generación renovable evitará la emisión de 2,6 millones de toneladas de CO2 al año.

Delta 2 se suma a otros dos proyectos basados en energías renovables: el eólico Delta, ubicado entre las provincias de Zaragoza y Teruel, con 89 turbinas y 335 MW; y el eólico PI, situado entre Palencia y Valladolid, que tendrá una capacidad total instalada de 175 MW; un parque fotovoltaico en Cádiz (Sigma), de 204 MW; el proyecto fotovoltaico de Valesolar (Badajoz), con 264 MW; y el también fotovoltaico Kappa, con 126,6 MW y ubicado en Ciudad Real.

En el ámbito internacional, hemos firmado un acuerdo con el Grupo Ibereólica Renovables para acceder a una cartera de proyectos renovables en Chile en operación, construcción o desarrollo de más de 1 600 MW hasta el año 2025, con la posibilidad de superar los 2 600 MW en 2030.