Utilizamos cookies propias y de terceros con fines estadísticos y publicitarios para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas, consideramos que conoces nuestra Políticas de Cookies y que estás de acuerdo con su uso.
Aceptar.
Saltar al contenido

Alerta sobre fraude

Información relevante sobre posibles prácticas ilícitas haciendo uso de la marca Repsol
Mesa de trabajo con un portátil y un cuaderno Alerta sobre fraude

El fraude cibernético es una actividad delictiva en continuo crecimiento durante los últimos años. La aparición de web falsas, el envío de correos fraudulentos que utilizando los logos y fuentes de Repsol ofrecen bienes o servicios a través de proveedores no reconocidos, solicitan pagos monetarios o proponen ofertas de trabajo no veraces, etc. no son más que una muestra de este tipo de actividades que buscan engañar a nuestros proveedores y clientes para conseguir un lucro económico o el robo de información sensible.

Repsol, en línea con sus valores de transparencia y responsabilidad, trabaja a diario con el objetivo de identificar y alertar sobre estas situaciones.

En Repsol nunca exigimos un pago para poder optar a una oferta de empleo en la Compañía, ni comunicamos cambios de cuentas bancarias vía correo electrónico. Tampoco es práctica habitual que se soliciten datos personales a nuestros proveedores y clientes por correo electrónico o llamadas telefónicas. Si recibes una solicitud de dichas características que pueda resultar sospechosa, debes contactar con tu interlocutor habitual en Repsol o a través de este formulario para validar la veracidad de la información recibida.

Igualmente, como reglas generales te proponemos seguir las siguientes recomendaciones de seguridad si recibes una comunicación de Repsol cuyo contenido te resulte sospechoso:

  • No contestes a correos electrónicos no solicitados o de remitentes desconocidos, ni abras los documentos adjuntos a dichos correos.
  • No facilites datos sensibles (credenciales de acceso, números de tarjetas de crédito o de cuentas bancarias, etc.) a personas de las que desconozcas su identidad o en webs que no son de tu confianza.
  • Desconfía de situaciones que no siguen el flujo habitual que ya conoces, o que manifiesten una urgencia injustificada.
  • No realices pagos sin validar los datos del destinatario.

En caso de que se produzca un fraude, usando el nombre o la marca de Repsol o el de alguno de sus proveedores/clientes, Repsol no se hace responsable de los posibles daños ocasionados a terceros.