comunidades energéticas

Tiempo de lectura: 6 min

¿Qué son las comunidades energéticas y cómo nos pueden ayudar?

Compartir energía para avanzar en la transición energética

Las comunidades energéticas permiten que los ciudadanos, pymes, cooperativas o entidades locales se involucren y participen de manera activa en la lucha contra el cambio climático. Cada vez más, el rol de la participación ciudadana es clave para lograr la transición energética, y en este sentido las comunidades energéticas pueden ser un gran aliado. 

Compartir

¿Qué son las comunidades energéticas?

Las comunidades energéticas son entidades jurídicas formadas por socios que generan y consumen su propia energía. Se consideran un instrumento más en la transición energética y también contribuyen al desarrollo local.

El objetivo de las comunidades energéticas es aumentar la participación ciudadana y la eficiencia energética, así como crear un entorno sostenible. Pueden formarse con diferentes estructuras, por ejemplo, entre los propios vecinos, con otras comunidades, incluso con entidades locales externas. 

Las principales actividades de una comunidad energética local son:

  • Generar energía procedente de fuentes de energía renovables
  • Proporcionar servicios de eficiencia energética.
  • Producir, suministrar, consumir, almacenar y distribuir potencialmente energía limpia.
  • Prestar servicios de movilidad eléctrica o de otros servicios energéticos.
placas solares sobre tejados de casas

Diferencia entre el autoconsumo compartido y las comunidades energéticas locales

En la comunidad energética de autoconsumo los vecinos aprueban y contratan la instalación de una cubierta fotovoltaica en el tejado para producir energía eléctrica y repartirla entre todos los hogares de la comunidad. Es decir, generan la electricidad que ellos mismos consumen. 

Las comunidades energéticas locales van un paso más allá. Se trata de organizaciones sin ánimo de lucro comprometidas con adquirir hábitos sostenibles y responsables con el medio ambiente. Para ello, generan y comercializan energía, y buscan el beneficio de los vecinos y de los asociados mediante la reducción de costes energéticos. 

Tanto en el autoconsumo compartido como en las comunidades energéticas locales los vecinos generan electricidad a partir de fuentes de energía renovable. La diferencia es que las comunidades energéticas distribuyen esa energía en el área local y prestan servicios energéticos, como por ejemplo la recarga de vehículos eléctricos.

Ejemplos de comunidades energéticas

Aunque la energía solar es una de las fuentes más utilizadas para el consumo propio, existen otras opciones muy eficientes como la energía eólica y la biomasa. Veamos algunos ejemplos de comunidades energéticas:

placas solares y aerogeneradores eólicos

Autoconsumo de energías renovables en el hogar

La energía solar y la energía eólica son dos soluciones eficaces para el autoconsumo a partir de energías limpias. Las instalaciones de paneles fotovoltaicos generan la electricidad suficiente para el consumo propio, por lo que son bastante comunes. No obstante, siempre es recomendable disponer de baterías o estar conectado a la red para garantizar el acceso a luz ante cualquier imprevisto.

En otros casos, es mucho más eficiente construir un mini parque eólico. Con la instalación de pequeños aerogeneradores en lugares donde fluyen corrientes de aire (con una velocidad mínima de 4 metros por segundo) se puede producir la energía suficiente para una vivienda unifamiliar.

vehículo eléctrico recargando energía

Recarga eléctrica para vecinos de la zona

Las comunidades energéticas locales pueden prestar el servicio de recarga eléctrica habilitando ciertos puntos para ello. De esta manera, otros vecinos de la zona pueden  cargar un vehículo eléctrico con energía 100% renovable y local. 

biogas de una comunidad rural

Comunidad rural

Las comunidades rurales pueden reemplazar las calderas de combustibles fósiles por calderas de biomasa vegetal y así aprovechar los residuos agrarios y la biomasa forestal. Además, esta práctica favorece la limpieza de los montes, la prevención de incendios y el desarrollo de municipios rurales.

Placas solares de Repsol Solmatch

Repsol Solmatch

Repsol Solmatch se basa en un modelo energético 100% sostenible que acerca la generación de electricidad con energía renovable a los ciudadanos. Mediante el diseño de comunidades solares en núcleos urbanos, los consumidores pueden ahorrar en su factura de la luz, sin tener que invertir en instalaciones.

placas solares de Repsol Solar360

Placas solares Solar360

El servicio Solar360, de Repsol y Movistar, ofrece la instalación de paneles solares para el autoconsumo energético en una vivienda particular, empresa o comunidad de vecinos para sus zonas comunes. Gracias al sistema digitalizado, el usuario toma el control sobre la energía producida y consumida. Y los excedentes vertidos a la red de suministro compensan en factura.