tipos de energia renovables: eólica, solar, hidráulica...

Cuando pensamos en las fuentes de energía renovables, inmediatamente las asociamos a la energía solar, la energía eólica o la energía hidráulica. Sin embargo, existen otros medios para producir y consumir energía renovable que contribuyen a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y avanzar en la descarbonización.

¿Qué son las energías renovables?

Las energías renovables son aquellas que se obtienen a partir de fuentes naturales (el sol, el viento, el agua o la biomasa), por lo que su principal característica es que son inagotables y no producen emisiones de gases de efecto invernadero.

Además, los avances tecnológicos han permitido abaratar tanto los costes de producción como de mantenimiento de los centros logísticos, convirtiendo a las renovables en energías cada vez más accesibles y competitivas.

En la compleja transición hacia un modelo energético de bajas emisiones, la eficiencia energética y los diferentes tipos de energías renovables juegan un papel clave. En conjunto, pueden llegar a reducir el 90% de las emisiones de CO2 relacionadas con la energía, utilizando tecnologías seguras, fiables, asequibles y de fácil acceso.

Existen diferentes medios de producir y consumir energía que contribuyen a reducir dichas emisiones. A continuación, vamos a ver un listado con los diferentes tipos de energías renovables, clasificados según sus fuentes de energía primaria

¿Qué tipos de energías renovables hay?

Entre las fuentes de energías renovable (también llamadas energías limpias o alternativas) podemos encontrar varios tipos, principalmente:

paneles de energía solar

Energía Solar

La energía solar obtiene a partir de la radiación procedente del sol. La energía solar puede ser de dos tipos:

  • Energía solar fotovoltaica: aprovecha la luz del sol y la transforma en electricidad mediante el uso de paneles solares fotovoltaicos
  • Energía solar térmica: aprovecha el calor del sol por medio de colectores térmicos que absorben y concentran dicho calor. 
aerogeneradores de energía eólica en el campo

Energía eólica

La energía eólica es la que se obtiene del viento. Por medio de un aerogenerador eólico se aprovechan la energía cinética de las masas de aire en movimiento, transformándola en electricidad.

Según la ubicación de los parques eólicos, existen dos tipos de energía eólica:

  • Energía eólica terrestre u on-shore
  • Energía eólica marina u off-shore
embalse y presa para energía hidráulica

Energía hidráulica

La energía hidráulica, también llamada energía hidroeléctrica, es la que aprovecha la energía mecánica del agua en movimiento y la transforma en energía eléctrica por medio de las centrales hidroeléctricas. Éstas a su vez pueden ser de varios tipos:

  • Centrales hidroeléctricas de embalse
  • Centrales hidroeléctricas de agua fluyente 
  • Centrales hidroeléctricas reversibles o de bombeo
manantiales y energía geotérmica

Energía geotérmica

La energia geotérmica surge del aprovechamiento del calor procedente del interior de nuestro planeta. Este recurso energético está presente en cualquier geografía, pero solo se puede aprovechar en localizaciones con unas condiciones físicas concretas. En las ubicaciones más favorables se manifiesta de forma natural mediante fuentes termales, géiseres o volcanes. 

central de energía de biomasa

Energía de la biomasa

La biomasa es toda materia orgánica susceptible de ser utilizada como fuente de energía. La biomasa puede ser aprovechada de múltiples maneras. Por ejemplo, gracias a un proceso de biodegradadación producido por microorganismos se puede llegar a obtener el biogás. Mediante el uso de los llamados cultivos energéticos (cultivos no destinados a la alimentación) podemos también obtener los biocombustibles, cuya principal característica es que son neutros en carbono. 

la energía del mar

Energía del mar

La energía marina, a veces también llamada energía de los océanos, puede ser de varios tipos, principalmente:

  • Energía mareomotriz: aprovecha la subida y la bajada de las mareas
  • Energía undimotriz: aprovecha el movimiento procedente de las olas

Repsol y las energías renovables

En Repsol estamos convencidos de que solo abordando los grandes retos energéticos que tenemos ante nosotros podremos convertirlos en oportunidades. Así, hemos incorporado todas las tecnologías disponibles para reducir las emisiones de nuestras operaciones y productos, en línea con el compromiso de la compañía en la lucha contra el cambio climático, y las energías renovables juegan un papel fundamental en todo este proceso. 

un aerogenerador de Repsol

Impulsamos la generación eléctrica renovable

Entre las alternativas que más pueden contribuir a la descarbonización de la economía europea y española en las próximas décadas figuran las energías renovables. 

La electrificación sigue siendo una de las principales vías para reducir la huella de carbono. El sector del transporte está viviendo una rápida transición y la movilidad eléctrica juega un papel fundamental, gracias a las continúas mejoras en la autonomía de las baterías y los nuevos sistemas de carga ultra-rápida. Sin embargo, sigue habiendo sectores algo más difíciles de descarbonizar a través de esta solución, como son el transporte de mercancías por carretera, la industria pesada o el sector aéreo o marítimo.

En toda esta compleja ecuación, los biocombustibles son también un aliado clave, ya que ofrecen la posibilidad de elegir entre distintas tecnologías de bajas emisiones de carbono, totalmente compatibles con los vehículos actuales de combustión. Además, tienen el valor añadido de impulsar la economía circular en España, al favorecer un uso y reutilización eficiente de los recursos, materias primas y productos a lo largo de su ciclo de vida.

Además, junto a las energías limpias tradicionales en los últimos años han surgido también otro tipo de soluciones innovadoras como el hidrógeno renovable, que además  se utiliza en la fabricación de combustibles sintéticos.

Logo certificación generación energía renovable

Nos hemos convertido en la primera gran comercializadora española que garantiza electricidad 100% renovable, obteniendo por segundo año consecutivo la etiqueta A, la máxima certificación proporcionada por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).