Saltar al contenido
Un bosque con montañas al fondo

Asumimos el respeto a la biodiversidad en nuestras actividades

Nos comprometemos a mitigar los potenciales impactos sobre la biodiversidad y los recursos que ésta nos proporciona durante la planificación y desarrollo de nuestros proyectos y operaciones.

Nos guiamos por los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas en nuestras actividades y nuestras acciones están encaminadas a:

  • Prevenir y minimizar los impactos, así como restaurar el entorno en el que desarrollamos nuestras actividades, especialmente en espacios naturales sensibles, biológicamente diversos o protegidos.
  • Integrar la biodiversidad y la protección de los servicios ecosistémicos en los sistemas de gestión y en los procesos de toma de decisión de nuestra Compañía, incluyendo las evaluaciones ambientales y sociales.
  • Participar en proyectos de investigación, conservación, educación y sensibilización.
  • Informar en materia de biodiversidad y colaborar con las comunidades y con otros grupos de interés: administraciones públicas, comunidades locales y organizaciones sociales

Desarrollamos planes de acción que se adaptan a la biodiversidad de cada zona

Bolivia
Brasil
Colombia
Ecuador
España
Noruega
Perú
Venezuela
Primer plano de una planta con vivos colores

Monitorizamos nuestra actividad con imágenes por satélite

Gestionamos la biodiversidad a lo largo del ciclo de vida de las operaciones en el área de Caipipendi, incorporando criterios de biodiversidad desde la fase de diseño. Hemos realizado un estudio de impacto ambiental, un mapa de sensibilidad y un monitoreo histórico de la zona con imágenes por satélite para identificar nuestros impactos y poder mitigarlos.
Peces nadando en el fondo del mar

Desarrollamos acciones para proteger la biodiversidad marina

Apoyamos proyectos e instituciones que actúan en la recuperación, protección y conservación de la vida marina a través de acciones de investigación, educación y cultura. Somos patrocinadores del acuario marino de Río de Janeiro, participamos en la investigación científica (AquaRio) y en 10 proyectos puestos en marcha en 2016 por la Fundación SOS Mata Atlántica (Programa Costa Atlántica).
Mar rompiendo en una isla

Realizamos estudios de biodiversidad

Aplicamos la metodología Ecosystem Services Review (ESR) a la región offshore del norte de Colombia, donde se ha llevado a cabo el análisis en un bloque exploratorio en colaboración con la ONG Flora y Fauna Internacional. Trabajamos con el Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras en caracterizar la biodiversidad de toda el área de influencia de nuestros activos y participamos con la Dirección de Asuntos Marinos, Costeros y Recursos Acuáticos en la elaboración de estudios ecosistémicos.
Un rio que discurre entre un bosque frondoso

Adoptamos medidas para reducir la degradación de hábitats y la pérdida de biodiversidad

En el área de influencia del Bloque 16 construimos puentes de dosel artificiales que unen las copas de los árboles gigantes de la zona creando corredores bióticos que facilitan la movilidad de las especies en la selva del Parque Nacional Yasuní. Identificamos, evaluamos, recuperamos y monitoreamos los espacios deforestados en los Bloques 16 y 67 (Tivacuno) para minimizar el riesgo de deforestación y estructurar la restauración.
Vista de una montaña con su cumbre nevada

Identificamos las oportunidades en biodiversidad

Desarrollamos un proyecto offshore I+D+i para mejorar nuestro conocimiento de la acústica submarina y también hemos desarrollado una guía de buenas prácticas para el monitoreo de los hábitats bentónicos. En Tarragona hemos continuado con las acciones establecidas en el PAB del entorno de la presa del Gaià. Con este PAB hemos identificado las oportunidades en biodiversidad, las problemáticas existentes y las actuaciones necesarias.
Vista de estructuras del fondo marino

Involucramos a la comunidad local

Hemos realizado un estudio de las áreas sensibles para identificar las poblaciones de coral y hemos creado el mapa de distribución estacional de peces, pájaros y mamíferos marinos. En este proyecto hemos involucrado a los grupos de interés locales en la definición de la estrategia ante derrames de petróleo.
Un empleado de Repsol habla a través de un walkie

Gestionamos la biodiversidad a lo largo del ciclo de vida de nuestros proyectos

En la construcción del proyecto Sagari, hemos identificado áreas biológicamente sensibles e implementado medidas, como los puentes dosel o la traslocación de plantas, entre otras, para mitigar los impactos a la biodiversidad. En el Bloque 57 hemos llevado a cabo la revegetación del ducto, dentro del plan de abandono del activo.
Vista de una gran cantidad de árboles de un bosque

Protegemos las especies

En nuestra gestión de biodiversidad, ponemos el énfasis en la diversidad de especies presentes y ecosistemas locales, solicitando el apoyo de los integrantes de la comunidad en la protección de las especies y los distintos hábitats existentes.

Nos asociamos con expertos para mejorar nuestro conocimiento sobre los hábitats

Vista aerea de copas de árboles y logo del Smithsonian

Participamos en proyectos de investigación, conservación y educación con distintas universidades y organismos internacionales con el objetivo de identificar los potenciales impactos en la biodiversidad. Junto al Smithsonian Institute hemos desarrollado un estudio para identificar las especies indicadoras de los principales hábitats del planeta.

Nuestra gestión de la biodiversidad

Aplicar la jerarquía de mitigación de los potenciales impactos sobre la biodiversidad es fundamental para nosotros. Hemos sido la primera compañía de petróleo y gas en aplicar la metodología sobre biodiversidad y servicios ecosistémicos “Biodiversity and Ecosystem Services (BES) Management Ladder”, elaborada por la Asociación Mundial del Sector del Petróleo y el Gas especializada en cuestiones medioambientales y sociales (IPIECA), de la cual somos socios.

Este marco de trabajo, en cuya definición también hemos participado, nos sirve para analizar la situación actual de los activos y proyectos de Exploración y Producción existentes e identificar los próximos pasos a realizar. Está centrado en seis prácticas de gestión interrelacionadas:

Para llevarlas a cabo contamos con nuestra normativa interna de gestión ambiental , que incluye la realización de las Evaluaciones de Impacto Ambiental, Social y de Salud (ESHIA). Estos estudios aseguran que todos los potenciales impactos sean identificados, tan pronto como sea posible, en el ciclo de vida del proyecto, y que se tengan en cuenta para el diseño del mismo con el fin de prevenir y mitigar sus efectos.

Identificamos y evaluamos los impactos directos e indirectos sobre el medio natural:

  • Directos: molestias a la fauna, fragmentación del hábitat, modificación del paisaje y de la hidrología, contaminación de suelos y recursos hídricos.
  • Indirectos: impactos asociados a la apertura de vías de acceso en áreas remotas, la introducción accidental de especies invasoras o cambios en la estructura socioeconómica local

Nuestra regulación dictamina que las ESHIAS deben realizarse para todas las nuevas operaciones o instalaciones aunque no sea requerimiento de la legislación local. La normativa contempla, entre otros aspectos, la obligación de determinar la sensibilidad del área de influencia de las operaciones y de valorar, proyecto a proyecto, si se debe operar o no en el caso de áreas sensibles.

Vista de una zona montañosa verde llena de plantas y árboles

Buenas Prácticas

La mejor forma de mostrar nuestro compromiso con la protección de la biodiversidad son historias reales de nuestras acciones.