Saltar al contenido

Comunidades y valor compartido

Evaluación y gestión de impactos

Vista parcial de un complejo industrial

Debida diligencia: Evaluamos los impactos de nuestras actividades

Nuestro objetivo es minimizar los impactos negativos y maximizar los impactos positivos que se generan como resultado de nuestra actividad. Para ello, trabajamos para conocer el contexto y las particularidades sociales, económicas y culturales de los lugares donde tenemos presencia e identificar los impactos de nuestras operaciones.
Por la naturaleza de nuestras operaciones y por nuestra presencia en numerosos países somos conscientes de que nuestras actividades afectan a un gran número de poblaciones muy distintas y de muy diferente manera. Para afrontar este reto contamos con un conjunto de procesos y actividades encaminados a prevenir y mitigar los impactos y maximizar las oportunidades sociales en las comunidades en las que estamos presentes.
  • ¿Cómo lo hacemos?

Realizamos estudios de impacto social, ambiental y sobre la salud (ESHIA)

Pozo petrolífero y caballos en un campo

Lo primero que hacemos es un estudio de línea de base ambiental y un estudio de línea de base social, previos al comienzo de nuestras operaciones. El estudio de línea de base social nos ayuda a conocer y analizar el contexto y las particularidades sociales, económicas y culturales del lugar.

De la misma manera, y en colaboración con las autoridades públicas locales y las organizaciones sociales, identificamos los grupos de interés para conocer sus expectativas, necesidades, preocupaciones y aspiraciones.

Partiendo del conocimiento del contexto, realizamos estudios de impacto social, ambiental y sobre la salud (ESHIA). Estos estudios aseguran que todos los potenciales impactos sean identificados, tan pronto como sea posible, en el ciclo de vida del proyecto, y que se tengan en cuenta para el diseño del mismo con el fin de prevenir y mitigar sus efectos. Se tienen en cuenta tanto los impactos propios como los que puedan derivar de nuestras relaciones comerciales, incluidos los Extractive Business Partners. Los impactos sociales incluyen los impactos en los derechos humanos.

Desarrollamos una metodología de evaluación de impacto social

Desde 2011 contamos con una norma interna de evaluación de impactos ambientales, sociales y de la salud, de aplicación mundial, que incorpora en este proceso de evaluación los derechos humanos.

El alcance de esta norma incluye los derechos humanos enunciados en la Carta Internacional de Derechos Humanos (1948) y los principios relativos a los derechos establecidos en la Declaración de la Organización Internacional del Trabajo Relativa a los Principios y Derechos Fundamentales en el Trabajo y los ocho Convenios Fundamentales que los desarrollan.

En 2014 desarrollamos una metodología propia de evaluación de impactos en derechos humanos. Se trata de una guía interna de apoyo a las unidades que llevan a cabo evaluaciones de impacto en derechos humanos como parte del proceso de evaluación de impactos.

A continuación, las diferentes fases de la metodología.

Gráfico Fases de la metodología en la gestión de impactos

Diseñamos soluciones ante posibles impactos

Sala de control de una refinería con operarios

Dada la naturaleza de nuestras operaciones y por nuestra presencia en numerosos países somos conscientes de que nuestros impactos son variados.

Nuestros posibles impactos pueden generarse fundamentalmente en refinerías y complejos químicos o en nuestras operaciones de exploración y producción. En base a cada contexto y realidad local, a través de un diálogo constante, participativo y proactivo, buscamos las soluciones apropiadas en cada caso.

Gestión de impactos | pdf | 201 KB >

Una mujer cubierta con un manto rojo en La Guajira

Ejemplo de debida diligencia en derechos humanos

Evaluación de impactos en derechos humanos en la Guajira

 La evaluación de impactos se ha realizado con un enfoque participativo y de respeto a las culturas autóctonas. La metodología de Repsol fue presentada previamente a las autoridades tradicionales (etnia Wayuu). Las entrevistas se realizaron asegurando la diversidad, con el objetivo de garantizar la participación activa de las comunidades. 

Los resultados del estudio fueron compartidos con éstas mediante reuniones multitudinarias en el idioma local (wayunikki) donde se identificaron aspectos relacionados con la territorialidad, pérdida de identidad propia de los jóvenes, derechos laborales, económicos, de la mujer y medioambientales. Sin embargo, el impacto más relevante identificado fue la protección de los espacios sagrados y el impacto cultural sin posible medida de mitigación, y por tanto la decisión de la compañía ha sido no continuar las operaciones en este bloque, siendo consecuentes con nuestra Política de reconocimiento y respeto de la diversidad cultural de las comunidades.

Este caso ha sido presentado en 2019 en el Parlamento Europeo en Bruselas en el evento privado “Empresas y Debida Diligencia en América Latina".

Uso de tierras y reasentamiento

Conforme a los requerimientos que incluye nuestro marco normativo, previo al inicio de toda actividad se consideran diseños alternativos viables que minimicen la adquisición de tierras y las restricciones sobre el uso del suelo y subsuelo, para evitar reasentamientos e impactos adversos sobre las comunidades y las personas que usan dichas tierras.

Si el reasentamiento es inevitable y antes de continuar con el proyecto se tomarán las siguientes medidas:

  • Asegurar que las administraciones públicas han cumplido o garantizado el cumplimiento de las directrices fijadas en su ordenamiento jurídico. 
  • Efectuar los reasentamientos y la adquisición de tierras a través de acuerdos negociados mediante consulta y participación de las personas o comunidades, aun cuando se tienen los medios legales para adquirir la tierra sin el consentimiento de la comunidad. Evitar el desalojo forzoso. 
  • Planificar las actividades propias del reasentamiento, incluyendo el restablecimiento de medios de subsistencia para compensar a las personas o comunidades afectadas, en caso de que la adquisición de tierras o las restricciones sobre su uso supongan la pérdida de bienes o de medios de subsistencia, independientemente de que se desplace físicamente o no a las personas afectadas. 
  • Contar con un proceso formal para la constitución de servidumbres de paso o Derecho de Vía y mantener registro de los mismos.

Identificación y gestión de riesgos en derechos humanos


Los riesgos sobre los derechos humanos se integran en la gestión corporativa como parte del Sistema de Gestión Integrada de Riesgos (SGIR), tanto en la gestión de riesgos estratégicos (de reputación e imagen) como operacionales (código de ética y conducta).

  • Dentro de los riesgos operacionales, se analizan y gestionan los riesgos que afectan al Código de Ética y Conducta de Repsol que también pueden afectar a los derechos humanos:

"Además de cumplir con los requisitos de la legislación local, Repsol está comprometida con el respeto a los Derechos Humanos reconocidos internacionalmente, que abarcan los derechos enunciados en la Carta Internacional de Derechos Humanos y los principios relativos a los derechos establecidos por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) relativa a los Principios y Derechos Fundamentales en el Trabajo y los ocho Convenios Fundamentales que los desarrollan. 

Asimismo, estamos comprometidos con el respeto a los Derechos Humanos de las personas que pertenecen a los grupos o colectivos más vulnerables, independientemente del lugar donde operemos. Esto incluye: los pueblos indígenas; las minorías nacionales, étnicas, lingüísticas o religiosas; los niños, las personas mayores, las personas con discapacidad; y los refugiados, personas desplazadas y trabajadores migrantes, así como sus familias."

  • Por otro lado, dentro de los riesgos estratégicos, los riesgos sobre los derechos humanos se incluyen dentro de los riesgos de imagen y reputación, que se pueden ver comprometidas en caso de incumplimiento del compromiso de respetar los derechos humanos recogido en el Código de Ética y Conducta de Repsol, así como en la Política de Derechos Humanos y Relación con Comunidades, o bien que individuos o grupos ajenos a Repsol lograran extender la opinión, no necesariamente fundada, de incumplimiento del Grupo de su compromiso de respetar los derechos humanos.
Repsol dispone de una organización, procedimientos y sistemas que le permiten gestionar de forma razonable estos riesgos a los que está expuesto, siendo un elemento integral de los procesos de toma de decisión del Grupo, tanto en el ámbito de los órganos de gobierno corporativos como en la gestión de los negocios.