¿Qué significa «data-driven»?

Gestión de datos para tomar decisiones eficientes

El uso de datos por parte de las organizaciones para mejorar la eficiencia e impulsar la innovación no es algo nuevo. Desde principios del siglo XX, las empresas han ido incorporando técnicas de gestión de datos. Sin embargo, en la última década han surgido nuevas herramientas y tecnologías (como el big data o la inteligencia artificial) que han convertido a la información en el activo más importante para garantizar un crecimiento económico sostenible e inclusivo. 

¿Qué entendemos por data-driven?

Data-driven (o «impulsado por datos») es una forma de tomar decisiones basada en el análisis y la interpretación de los datos almacenados a partir de fuentes digitales. 

Se trata de una metodología que permite a las empresas tomar mejores decisiones estratégicas al estar basada en datos reales que se obtienen de las distintas áreas de negocio.

El enfoque data-driven ofrece una serie de ventajas a las organizaciones, entre las que destacan las siguientes:

  •  Permite tomar decisiones más precisas, ya que reduce los errores al contar con un procedimiento más informado y confiable.
  • Favorece el desarrollo de estrategias más ágiles, puesto que las herramientas data-driven incrementan la productividad y la eficiencia. Además, el tiempo necesario para tomar una decisión se reduce de forma significativa.
  • Aporta una visión más completa de la empresa en tiempo real, gracias a la incorporación de indicadores claves de rendimiento (KPI, por sus siglas en inglés) y programas de medición con métricas.
  • Ayuda a mejorar la experiencia de usuario y la satisfacción del cliente, ya que se dispone de mejor información sobre sus gustos y tendencias de consumo.
  •   Impulsa la transición energética al introducir tecnologías como la inteligencia artificial, el blockchain o el big data, que optimizan los procesos y crean productos más sostenibles. 

Terminología relacionada con data-driven

Sin la formación adecuada, es difícil esperar que los profesionales de las compañías extraigan el máximo potencial de las grandes cantidades de información que manejan. Por ello, es importante crear una cultura data-driven que incluya el estudio de la terminología técnica relacionada con esta disciplina y las diferentes áreas metodológicas de aplicación.

generacion electrica distribuida en una smart city

Data-driven decision making 

La toma de decisiones basada en datos o data-drive decision making (DDDM) se define como el uso de datos, análisis y software continuamente optimizados para orientar las decisiones empresariales estratégicas. Para que esta metodología sea exitosa es necesario que esta fuente de información se ponga a disposición de todos los miembros de la organización para que puedan tomar las decisiones adecuadas en cada momento.

generacion electrica distribuida en una smart city

Data-driven design 

El diseño basado en datos o data-driven design es el uso del análisis de datos para el diseño y desarrollo de productos y servicios. A grandes rasgos, consiste en dar forma a los datos sobre cuáles son los objetivos de negocio y de nuestros entornos digitales (aplicaciones o web), quiénes son nuestros usuarios, y cómo vamos a medir nuestra estrategia, para diseñar servicios y experiencias de usuario (UX) exitosas. Emplear el análisis de datos en los procesos de diseño permite crear productos a medida, más eficientes y sostenibles. 

generacion electrica distribuida en una smart city

Data-driven company 

Una data-driven company es una empresa en la que las decisiones se basan siempre en los datos con el objetivo de mejorar su agilidad y eficiencia. Estas compañías llevan a cabo una transformación digital profunda para incorporar las tecnologías necesarias que les permitan sacar el máximo provecho a los datos que obtienen de las diferentes fuentes de información que manejan. Una característica de estas empresas data-driven es su capacidad para capturar, organizar y compartir la información entre todos los miembros de la organización, lo que facilita el trabajo colaborativo y la innovación. 

generacion electrica distribuida en una smart city

Data-driven marketing 

El marketing basado en datos o data-driven marketing es el conjunto de decisiones o estrategias de marketing diseñadas después de analizar, procesar y utilizar la gran cantidad de información obtenida de los usuarios y sus preferencias. Estos grandes volúmenes de datos se recopilan a través de las interacciones con los consumidores para elaborar un mapa de predicciones sobre sus comportamientos futuros. El objetivo de esta metodología es entender los hábitos del consumidor para diseñar acciones de marketing digital más precisas y orientadas a la obtención de resultados. Las decisiones respaldadas por grandes cantidades de datos permiten a las empresas adelantarse a las necesidades de sus clientes, atenuar el riesgo, ofrecer productos más relevantes y servicios personalizados. 

generacion electrica distribuida en una smart city

Data-driven mindset 

A pesar de su creciente digitalización, muchas organizaciones desaprovechan la gran cantidad de datos que generan, a menudo por falta de conocimiento práctico o de las herramientas necesarias para sacarles el máximo partido. Así pues, es importante desarrollar una cultura del dato o data-driven mindset que sea transversal a toda la compañía para lograr transformarse en una data-driven company que sitúen el centro de sus decisiones el análisis de los datos. El data-driven mindset no consiste exclusivamente en la incorporación de las nuevas tecnologías digitales, sino en la creación de una arquitectura de datos que articule toda la cadena de valor, desde los sistemas operativos hasta las soluciones de gestión, las herramientas de análisis o las personas y cultura de la compañía.

"Nuestros productos de Inteligencia Artificial nos permiten potenciar una cultura data-driven"

Oscar Campillo

Experto en tecnologías digitales

La economía data-driven en España

A lo largo de las dos últimas décadas, los sucesivos gobiernos de España han ido desarrollando programas para el avance digital, alineados con las agendas digitales europeas, que han servido de marco para impulsar un proceso de despliegue de infraestructuras y ecosistemas empresariales y tecnológicos. Así, el Plan Info XXI, el Programa España.es, el Plan Avanza, la agenda España Digital 2025 o la Estrategia Española del I+D+i en Inteligencia Artificial han guiado un importante esfuerzo de inversión pública y privada en este terreno para impulsar el liderazgo de España en la economía del dato y la transformación digital.

En Repsol, comprometidos con la transición energética y la sostenibilidad, apostamos por la digitalización para alcanzar nuestro objetivo cero emisiones netas en 2050. Nos apoyamos en distintas soluciones como el big data, la inteligencia artificial, el internet de las cosas (IoT), la omnicanalidad, la robotización, los gemelos digitales o la tecnología blockchain para diseñar nuevos productos y servicios digitales que aporten un valor añadido a nuestros clientes.

Con el foco puesto en este objetivo, nos hemos transformado en una compañía data-driven que utiliza la más avanzada tecnología para ofrecer una oferta personalizada y sostenible basada en el dato. Para ello, nuestro hub de Data&Analytics ha desarrollado ARiA, una plataforma cloud de big data e inteligencia artificial que centraliza todos los datos de la compañía para desarrollar modelos analíticos y algoritmos que mejoren los procesos y la toma de decisiones. Una de las ventajas de esta herramienta es que todas las personas pueden utilizarla de forma autónoma, tengan o no conocimientos analíticos, accediendo así a información más valiosa.  

ARiA ha impulsado cientos de iniciativas digitales que se están llevando a cabo en las distintas áreas de negocio, como RAIP (Repsol Artificial Intelligence Products), un catálogo de soluciones modulares de inteligencia artificial que nos permite desarrollar una auténtica cultura data-driven en toda la compañía