Utilizamos cookies propias y de terceros con fines estadísticos y publicitarios para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas, consideramos que conoces nuestra Políticas de Cookies y que estás de acuerdo con su uso.
Aceptar.
Saltar al contenido
Alcanzando un hito en términos de eficiencia

Repsol inicia la producción de petróleo en Buckskin, en aguas profundas estadounidenses

  • Repsol y sus socios han comenzado a producir petróleo en Buckskin, un yacimiento situado en aguas profundas del Golfo de México estadounidense.
  • La producción inicial, que estaba prevista para finales de este año, se ha adelantado unos meses y alcanza los 30.000 barriles de petróleo al día. En este proyecto Repsol y sus socios han logrado una reducción de costes del 60% respecto al plan de desarrollo original.
  • El proyecto se considera un ejemplo de eficiencia en el desarrollo y la puesta en producción de un reservorio de crudo gracias a la tecnología y a las medidas de optimización aplicadas, así como a las sinergias conseguidas entre los socios.
  • Repsol tiene una participación del 22,5% en Buckskin, un yacimiento en el que el operador es la compañía estadounidense LLOG Exploration Offshore (33,8%).
Nota de Prensa
PDF 137 KB Descargar documento
Vista aérea de buques y plataforma petrolera en el mar

Repsol y LLOG Exploration Offshore han anunciado hoy el comienzo de la producción de petróleo en Buckskin, un yacimiento situado en aguas profundas del Golfo de México estadounidense, en el área de Keathley Canyon, meses antes de lo previsto inicialmente y con una reducción de costes del 60% respecto al proyecto de desarrollo original.

Este hito es una demostración del éxito de las medidas de eficiencia adoptadas por Repsol en su área de Upstream, que se basan en una combinación de tecnología de vanguardia en los proyectos de exploración y producción de hidrocarburos, disciplina financiera y una mayor estandarización de los procesos y captura de sinergias con sus socios, lo que está permitiendo crear valor a largo plazo en un escenario de volatilidad de los precios del crudo y del gas.

En esta fase inicial de producción Buckskin alcanzará una producción de 30.000 barriles de petróleo al día. Repsol descubrió el yacimiento en 2009 a través de un sondeo exploratorio que alcanzó los 8.763 metros de profundidad y se convirtió en uno de los más hondos completados por la compañía hasta la fecha.

Repsol participa con un 22,5% en el consorcio, liderado por LLOG Exploration Offshore, que es el operador y controla el 33,8% del proyecto. El yacimiento también está participado por Beacon Offshore Energy Buckskin LLC (18,7%), Navitas Buckskin US, LLC (7,5%) y dos entidades gestionadas por la Ridgewood Energy Corporation (17,5%).

Buckskin abarca los bloques 785, 828, 829, 830, 871 y 872 de Keathley Canyon, y se encuentra en una lámina de agua de poco más de 2.000 metros de profundidad, en el Golfo de México estadounidense, una de las áreas más rentables y de mayor potencial del mundo.

En esta prolífica zona, Repsol comparte otros activos con LLOG. Ambas compañías firmaron recientemente un acuerdo que va a permitir acelerar los planes y optimizar las métricas económicas de otros proyectos. A partir de este acuerdo, Repsol ha adquirido el 30% de Moccasin, mientras que LLOG se ha convertido en el operador de Leon, donde se prevé realizar un sondeo de delineación en la segunda mitad del año que permitirá evaluar mejor este descubrimiento de 2014.

Repsol ha ido ampliando su presencia en el Golfo de México estadounidense desde que comenzase a operar en la zona en 2007. El área cuenta con un alto potencial de hidrocarburos, infraestructuras existentes y un entorno de estabilidad regulatoria y altos estándares de seguridad.

La compañía está presente en Estados Unidos desde 2006. A 31 de diciembre de 2018, Repsol contaba con una plantilla de 559 trabajadores en el país y tenía derechos mineros sobre una superficie total neta de 3.111 km2. La producción neta a finales del pasado ejercicio alcanzó los 113.539 barriles equivalentes de petróleo al día de media en Estados Unidos, mientras que las reservas probadas netas se situaron en 419,2 millones de barriles equivalentes de petróleo.

El área de Upstream de Repsol está presente en 25 países, en los que la compañía produjo en 2018 una media de 715.000 barriles equivalentes de petróleo al día.