una ciudad sostenible con paneles solares

Tiempo de lectura: 10 min

Las ciudades crecen en todo el mundo a gran velocidad. Desde 2007, más de la mitad de la población mundial vive en ciudades y se prevé que en un futuro próximo 70 de cada 100 personas vivirán en núcleos urbanos. Las áreas metropolitanas tienen el potencial de marcar una nueva era de desarrollo, pero el reto de estas ciudades del futuro es hacerlo de forma sustentable, promoviendo el crecimiento económico inclusivo y sostenible, el empleo y el trabajo decente para todos, manteniendo la calidad ambiental y preservando el equilibrio social, en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). 

¿Qué es una ciudad sostenible?

Las ciudades sostenibles son aquellas que reducen la huella ambiental de sus actividades y promueven modalidades de consumo y producción sostenibles, acordes con sus características, geográficas, sociales, económicas y culturales.

Entre sus objetivos está el cuidado del medioambiente y el bienestar de quienes las habitan a través del fomento de una movilidad sostenible, la creación de espacios verdes, la reducción de los gases de efecto invernadero, el uso de energías renovables y el impulso de la economía circular

El cambio climático es un fenómeno global que está muy relacionado con el modelo de ciudades que construyamos para el futuro. La concentración de personas y actividades económicas tiene enormes ventajas, pero si no se aplican criterios de sostenibilidad y resiliencia, puede dar lugar a entornos donde la calidad de vida de los ciudadanos se vea afectada. En este sentido, la ONU recuerda que las ciudades, a pesar de ocupar tan solo el 3 % de la superficie terrestre, representan de media el 70 % del consumo de energía global y son responsables de emitir el 75 % de las emisiones de carbono. 

Las ciudades más sostenibles en el mundo: diez ejemplos a seguir

Entre ellas destacamos las 10 ciudades sostenibles en el mundo más relevantes por su capacidad de conjugar sostenibilidad y crecimiento. 

A lo largo y ancho del planeta encontramos ejemplos de ciudades sostenibles. Ciudades inteligentes que apuestan por tecnologías eficientes que les permiten transformarse en ecociudades respetuosas con el medioambiente y las personas. En 2018, Arcadis, una de las principales firmas de ecodiseño y consultoría de patrimonio natural y edificado del mundo, realizó un estudio para evaluar cuáles son las ciudades más sostenibles en el mundo. 

Las métricas en las que se ha basado para prepararlo son varias, pero todas ellas confluyen en tres pilares básicos estrechamente alineados con los ODS de la ONU: social, medioambiental y económico. A partir de ahí, surgieron un total de cien urbes que marcan cada a una su manera el camino a seguir para las ciudades verdes. 

estocolmo ciudad sostenible

Estocolmo

La capital y ciudad más poblada de Suecia es uno de los referentes mundiales en sostenibilidad urbana en todos los aspectos, lo que le llevó a ser galardonada en 2010 como la Capital Verde de Europa y a recibir en 2019 el premio a la ciudad inteligente por su estrategia para ofrecer una mejor calidad de vida a sus ciudadanos a través de la innovación y la conectividad. 

Frankfurt y la sostenibilidad

Frankfurt

La ciudad alemana ha sabido combinar el desarrollo económico con la gestión medioambiental, la inversión en infraestructuras sostenibles con redes inteligentes en la ciudad, las bajas emisiones y la buena calidad del aire. La metrópoli ha hecho un esfuerzo en los últimos diez años para reducir sus emisiones en CO2 y concienciar a la ciudadanía sobre el calentamiento global, en lo relativo al uso eficiente de la energía y la movilidad sostenible. 

Zurich, capital del desarrollo sostenible

Zúrich

Zúrich encabeza el listado de las ciudades sostenibles en la actualidad. El motor económico y financiero de Suiza firmó, en 1990, The Great Compromise, una serie de compromisos en materia de movilidad que limitó el número de coches y destinó una gran inversión a la infraestructura ciclista y la mejora del transporte público. 

vista aérea de Viena

Viena

La metrópoli del Danubio destaca por sus zonas verdes y la calidad de vida de sus habitantes. La clave está en su limpieza, seguridad y la alta eficiencia de su sistema de transportes. De hecho, la capital austriaca cuenta con una de las mejores y más modernas redes de transporte público del mundo.

Copenhague, ciudad verde

Copenhague

La ciudad danesa quiere convertirse en 2025 en la primera capital mundial con huella de carbono cero. El ambicioso plan propone una serie de objetivos e iniciativas específicas dentro de cuatro áreas bien definidas: consumo de energía, producción de energía, movilidad verde y administración de la ciudad. 

Oslo y el desarrollo sostenible

Oslo

La capital noruega lleva años trabajando en la reestructuración de su tejido urbano, siempre con el objetivo de crear una ciudad ecológica, sostenible, innovadora y con una alta actividad cultural. El transporte es una de las principales herramientas de Oslo para reducir las emisiones de CO2. La ciudad está considerada como la capital mundial del vehículo eléctrico y su transporte público funciona con biogás, generado a partir de los residuos orgánicos de la propia urbe. 

Hamburg, ciudad ecológica

Hamburgo

Situada en pleno estuario del río Elba, Hamburgo, una metrópoli de casi dos millones de habitantes, se ha convertido en un modelo de sostenibilidad gracias a su ambicioso programa HafenCity. Este plan de urbanismo ha sido capaz de transformar viejas zonas industriales en modernos barrios surcados por canales. Cuando el programa se complete, en torno a 2030, la ciudad habrá recuperado un área equivalente al 40 % del centro de la ciudad.

Berlín, una de las ciudades más sostenibles

Berlín

Con una población joven y una predilección histórica por el transporte público frente al coche, la sostenibilidad forma parte del ADN berlinés. Desde 1990, la capital alemana ha reducido sus emisiones de CO2 en un tercio y pretende ser climáticamente neutra en 2050. Su compromiso con el desarrollo sostenible se percibe en los más de 2500 espacios verdes, cientos de carriles bici e incentivos para impulsar la economía circular. 

Munich apuesta por el desarrollo sostenible

Múnich

La sostenibilidad en esta ciudad ha evolucionado de la mano de las energías renovables. En 2014, la energía verde de Múnich cubría alrededor del 3 % del total de su demanda, pero los proyectos eólicos que pusieron en marcha han permitido que en 2015 el 80 % de la energía consumida procediera de fuentes renovables. Además, en 2050, la capital del Estado de Baviera, prevé ser una ciudad abastecida al 100 % por energías renovables. 

La biosfera de Montreal

Montreal

Montreal ha presentado un ambicioso plan climático para 2020-2030. Este programa comprende 46 acciones, 16 de las cuales son propuestas clave, agrupadas en cinco áreas de intervención dirigidas a la concienciación de la población, la planificación y el desarrollo urbano, los edificios, la ejemplaridad de la ciudad y la gobernanza. Entre los retos climáticos está la reducción del 55 % de los gases de efecto invernadero hasta 2030 y la neutralidad del carbono para sus operaciones hasta 2040.