Análisis de materialidad

Escuchamos a nuestros grupos de interés

Nuestra compañía, áreas corporativas y áreas de negocio tienen identificadas sus partes interesadas y disponen de canales y mecanismos de diálogo permanentes y transparentes de relación con las mismas.

En Repsol, trabajamos para identificar y comprender las expectativas de los grupos de interés en materia de sostenibilidad de forma proactiva y sistemática. Desde 2005 realizamos anualmente un análisis de materialidad con el objetivo de identificar qué asuntos son más relevantes para nuestros grupos de interés. Estos asuntos se integran en nuestros procesos internos de toma de decisiones avanzando así en la creación de valor económico, social y medioambiental.

Estructuramos nuestra relación con nuestras partes interesadas en tres niveles: global, negocio y local. Nuestra relación en cada uno de estos tres niveles requiere mecanismos específicos y adaptados a nuestro contexto para poder identificar de manera adecuada sus necesidades y expectativas en relación con nuestro desempeño ético, social y ambiental.

 

¿Cómo lo hacemos?

A través de los análisis de materialidad, que realizamos anualmente en base al estándar de reporte GRI y en el que integramos el concepto de doble materialidad, analizamos tanto el impacto de nuestras actividades en el entorno como la evolución, los resultados y la situación de la Compañía. Nuestro análisis de materialidad está integrado en la compañía e  involucra a todas aquellas áreas que interaccionan con los grupos de interés.  Los resultados del análisis son validados por el Comité Ejecutivo y por la Comisión de Sostenibilidad y se integran en nuestra Estrategia de Sostenibilidad desplegándose aguas abajo a través de los Planes de Sostenibilidad.

Proceso de elaboración del análisis de materialidad
El proceso de materialidad paso a paso

  • En Repsol interactuamos diariamente con una gran variedad de grupos de interés. Es fundamental el diálogo y la transparencia para crear valor de forma sostenible y para enfrentarnos a los retos y oportunidades. Algunos de nuestros grupos de interés participan directamente en nuestra cadena de valor, otros influyen en nuestra forma de hacer negocios al establecer las leyes y normas en los países en los que tenemos actividad.
  • El mapa de grupos de interés de la compañía se define de la mano de las diferentes áreas que se encargan de su gestión. En Repsol evaluamos los canales y la frecuencia de comunicación, así como sus expectativas de información con respecto a nuestra gestión, para asegurar que el proceso de relación es adecuado. A continuación, se muestran los grupos de interés identificados:

 


Grupo de interés (Nivel I)

Grupo de interés (Nivel II)

Accionistas, Inversores y entidades financieras

 Accionistas, Inversores y agencias de rating, Consejeros, asesores y proxy advisors, Analistas financieros, Analistas de mercado

Clientes

Estaciones de servicio, Lubricantes, Asfaltos y Especialidades, Química, Ventas directas y Aviación, Electricidad y gas, Nuevos negocios de movilidad

Sociedad

 Organizaciones sindicales, Comunidades locales, Comunidades Indígenas, ONG's, Academia, Observatorios de la sociedad civil, Centros de I+d+i, Ciudadanía

Organismos e Instituciones Públicas

Organismos e instituciones Internacionales, Organismos e instituciones Estatales, Organismos e instituciones Locales, Autoridades y otras agencias públicas, Gobiernos

Personas de la Organización

Directivos, Líderes, Profesionales, Administrativos/ Operarios/ Subalternos/ Otros

Medios de Comunicación

Periodista generalista (Formato digital, tradicional y redes sociales) y Periodista especialista (Formato digital, tradicional y redes sociales)

Socios, competidores y asociaciones empresariales

Socios operación/actividad conjunta, Socios activos no operados por Repsol, Cámaras de comercio y otras asociaciones empresariales, Empresas competidoras del sector, Empresas otros sectores

Proveedores y contratistas

Proveedores de bienes y Proveedores de servicios

Elaboración de un listado base de asuntos en materia de sostenibilidad con potencial para generar retos y oportunidades en el corto/medio/largo plazo, que pueden impactar tanto sobre los intereses de la propia compañía como sobre los de nuestros grupos de interés (susceptibles de ser afectados tanto por asuntos generados por actores ajenos, como por impactos derivados de las actuaciones de la propia compañía) en el corto/medio/largo plazo.

A partir del análisis documental de fuentes internas y externas, así como de la realización de entrevistas y reuniones con las áreas corporativas y de negocio y de la elaboración de un benchmark de materialidad de otras empresas, elaboramos una lista base de 34 asuntos potencialmente materiales, agrupados en 10 ejes que contribuyen a los ODS de manera específica:

  • Medioambiente: ODS 6, 12, 14, 15
  • Cambio climático y transición energética: ODS 7, 9, 13
  • Seguridad: ODS 3, 8
  • Capital humano: ODS 3, 5, 8, 10
  • Gestión de cadena de valor: ODS 8, 12, 16, 17
  • Derechos humanos y relación con las comunidades: ODS 8, 10, 11, 16
  • Buen gobierno corporativo y transparencia: ODS 16
  • Ética y cumplimiento: ODS 16
  • Innovación y tecnología: ODS 9, 13, 17
  • Productos y servicios: ODS 7, 8, 16
En este informe puedes consultar la relación de los ODS con los asuntos materiales.

La priorización de asuntos materiales se realiza aplicando el concepto de doble materialidad establecido en el artículo 1 de la Directiva 2014/95/UE de divulgación de información no financiera. La materialidad financiera recoge la evolución, los resultados y la situación de la empresa a través de la Estrategia de la compañía, el Mapa de riesgos de sostenibilidad, consultas al equipo directivo con representantes de todas las áreas y negocios de la compañía e incluyendo al Comité Ejecutivo, y consultas al grupo de interés inversores, accionistas y entidades financieras. La materialidad ambiental y social recoge los impactos de las actividades de la compañía a través de las consultas de priorización de asuntos materiales realizadas a representantes del resto de grupos de interés y a las áreas de la compañía responsables de su gestión. 

Los cuestionarios incluyen el listado final de 34 asuntos materiales y sus 10 ejes principales para ser evaluados en función de la variable importancia asignando a cada asunto un valor del 1 al 5 de acuerdo con los criterios establecidos:

  • Insignificante
  • Poco significativo
  • Significativo
  • Muy significativo
  • Crítico

En 2021 se han realizado más de 2.700 encuestas con una ratio de respuesta superior al 40%. Este trabajo de consulta se suma a las 5.000 encuestas y entrevistas lanzadas en un 2020, donde el ratio de respuesta alcanzó el 74%. 

El proceso de priorización de asuntos se completa con un análisis documental en el que se han evaluado más de 100 documentos que recogen tendencias y expectativas de los grupos de interés (cuestionarios y bases de datos de analistas ESG, materialidad inversores, análisis regulatorio, Global Risk Report del World Economic Forum , materialidad SASB…) y una herramienta de inteligencia artificial que permite comparar de manera global nuestros asuntos materiales con otras compañías del sector, la legislación vigente y miles de noticias en medios de comunicación y redes sociales.

En 2021, se ha trasladado el concepto de doble materialidad a la representación gráfica de las matrices, recogiendo en el eje X la materialidad financiera y en el eje Y la materialidad social y ambiental.  Estas matrices se construyen a partir de  las valoraciones obtenidas en el punto anterior y se designan los umbrales de categorización de asuntos más significativos o materiales. Tras aplicar estos umbrales en 2021 han resultado 21 asuntos materiales (24 asuntos en 2020). Se ha obtenido una matriz global de compañía y 8 matrices específicas de grupos de interés.

Los resultados del análisis de materialidad son evaluados por un comité de expertos integrado por especialistas de riesgos, reputación y sostenibilidad y se presentan al Comité ejecutivo de Repsol que es el órgano responsable de su validación. La materialidad se integra en la Estrategia de Sostenibilidad y se despliega aguas abajo a través del Plan Global y los Planes Locales de Sostenibilidad. Las acciones establecidas en estos Planes, tanto a nivel local como global, tienen como objeto mejorar el desempeño y minimizar el impacto de los riesgos de Sostenibilidad identificados. Esto permite a la compañía realizar reflexiones estratégicas y tomar decisiones que hagan evolucionar el modelo de negocio para garantizar su sostenibilidad económica, medioambiental y social.

Asuntos identificados por los grupos de interés

Asuntos identificados por los grupos de interés

Grupos de interés

Grupos de interés
¿Para qué lo hacemos?
Los resultados del análisis de materialidad se integran en la Estrategia de Sostenibilidad y se despliegan a través del Plan Global y los Planes Locales de Sostenibilidad. De esta forma garantizamos que nuestra estrategia se centra en las áreas que resultan más relevantes para nuestros grupos de interés y para la compañía, adaptándonos a un entorno que evoluciona rápidamente respecto a los temas de sostenibilidad. Las acciones establecidas en estos Planes, tanto a nivel local como global, tienen como objeto mejorar el desempeño y minimizar el impacto de los riesgos de sostenibilidad identificados. Esto permite a la compañía realizar reflexiones estratégicas y tomar decisiones que hagan evolucionar el modelo de negocio para garantizar su sostenibilidad económica, medioambiental y social.

Adicionalmente, el análisis de materialidad nos ayuda a identificar los asuntos de mayor relevancia para Repsol y nuestros grupos de interés, con el objetivo de reportar esta información en el Informe de Gestión Integrado de compañía.
 

Llevamos a cabo estudios de identificación de expectativas

Estos estudios nos permiten conocer los asuntos que más interesan, tanto interna como externamente, y son utilizados para establecer acciones que mejoren nuestra gestión de los riesgos y nuestro desempeño en sostenibilidad y para informar del desempeño de la compañía en los aspectos identificados.

Este proceso sistemático lo completamos con las diferentes vías de comunicación que las unidades de negocio establecen con sus partes interesadas, mediante canales dedicados en la web de la compañía, lanzamiento de encuestas, organización de jornadas para intercambio de buenas prácticas o difusión de asuntos de interés, así como el envío de boletines de comunicación, entre otros.

Una vez evaluadas las expectativas de cada parte interesada, analizamos los resultados para tenerlos en cuenta en nuestros procesos de toma de decisiones.

Paisaje con picos de montes nevados

Cero emisiones netas en 2050

Somos la primera compañía energética en asumir el compromiso de alcanzar cero emisiones netas en 2050.