Cero emisiones netas 2050

Ruta hacia la descarbonización

El principal propósito del nuevo Plan Estratégico 2021-2025 es ayudarnos a ser una compañía cero emisiones netas en 2050, en línea con los objetivos establecidos en el Acuerdo de París sobre cambio climático. Para continuar avanzando con éxito en este objetivo, nuestra compañía se ha fijado una exigente hoja de ruta, que incluye metas ambiciosas de reducción de emisiones.

En el Low Carbon Day, que ha tenido lugar en octubre de 2021, hemos anunciado un incremento de nuestros objetivos, así como la disminución de la intensidad de carbono del 15% para 2025, del 28% para 2030 y del 55% para 2040, frente al 12%, 25% y 50%, respectivamente, fijados con anterioridad.*

* Nuestra métrica se refiere al uso de productos que se obtienen de nuestra producción de energía primaria. Se trata de un enfoque racional con el que establecer un marco sectorial común para todas las compañías del O&G a lo largo de su cadena de valor, sin contabilizar dos veces las emisiones y enfocado en la evolución del mix de energía primaria como el factor clave de la transición energética hacia cero emisiones netas.

Otras metodologías utilizadas por varios grupos de interés, consideran los productos vendidos en lugar de los de la producción de energía primaria, independientemente de que el volumen de productos obtenidos de la energía primaria de la compañía sea mayor o menor que el volumen de productos vendidos. En aras de la transparencia, hemos aplicado esta metodología calculando los productos vendidos a futuro de acuerdo con nuestra proyección de su demanda, lo que lleva a la siguiente senda de descarbonización en términos del porcentaje de reducción de la intensidad de carbono: 7% en 2025, 14% en 2030, 38% en 2040 y 74% en 2050.


 

Indicador de intensidad de carbono

Respondiendo a la necesidad de evolucionar hacia un modelo de negocio compatible con el Acuerdo de París para alcanzar las emisiones netas cero en 2050, hemos desarrollado un Indicador de Intensidad de Carbono (IIC). Este se expresa como g CO2eq/MJ (emisiones de CO2 por cada unidad de energía que ponemos al servicio de la sociedad). 

Este indicador nos permite definir objetivos de reducción, apoyar la toma de decisiones estratégicas y de inversión y realizar un seguimiento de su evolución.

  • Se incluyen las emsiones directas e indirectas de los negocios de Exploración y Producción, de Refino y Química de nuestros Complejos Industriales en España, Portugal y Perú de la generación de energía eléctrica de bajas emisiones de la filial Repsol Electricidad y Gas.
  • También se incluyen las emisiones asociadas al uso de nuestros productos correspondientes a nuestra producción de petróleo y gas del negocio de Exploración y Producción. En dicha producción de petróleo se contabilizan las emsiones correspondientes a los biocombustibles utilizados.
  • Se incluye la energía correspondiente a nuestra producción de petróleo y gas del negocio de Exploración y Producción. En la producción de petróleo se contabiliza la energia corresondiente a los biocombustibles utilizados.
  • Los productos químicos se consideran sumideros de carbono y, aunque no son estrictamente productos energéticos, se contabiliza la energía del petróleo necesario para su producción. Se incluye la energía procedente de las fuentes de generación eléctrica renovable y no renovable (Vís gas natural).



 

Cinco palancas para reducir la intensidad de carbono

En Repsol vemos la descarbonización como una oportunidad para desarrollar negocios más rentables, una oportunidad para seguir creciendo y convertirnos en esta década en la empresa multienergía que la sociedad necesita para cubrir todas sus necesidades de forma sostenible.

Instalaciones del complejo industrial de Tarragona

Eficiencia energética

Invertiremos más de 400 millones de euros hasta 2025 para reducir 800.000 toneladas de CO2 y sentar las bases para transformar los centros industriales en instalaciones cero emisiones netas.
Vista de un pozo de upstream

Transformación del portafolio

La transformación del portafolio de Exploración y Producción con menor producción de hidrocarburos contribuirá en un 16-18% en la ruta hacia la descarbonización de Repsol.
Vista aérea de una carretera que atraviesa una zona verde

Combustible de bajo carbono y economía circular

Produciremos 1,3 millones de toneladas en 2025 y más de 2 millones de toneladas en 2030 de biocombustibles sostenibles. En Repsol, apostamos por un negocio de productos eficientes, orientado a la economía circular y a la producción de biocombustibles avanzados.

Vista de un aerogenerador en el mar

Generación eléctrica baja en carbono

La generación de energía eléctrica renovable es uno de los pi-lares en el modelo de descarbonización de Repsol. Por ello, los nuevos objetivos anunciados prevén un aumento del 60% de la capacidad instalada de generación renovable en 2030, hasta alcanzar 20 GW (frente a los 12,7 GW anunciados en el Plan Estratégico). En 2025, el nuevo objetivo de capacidad instalada se sitúa en 6 GW, que comparan con los 5,2 GW de la hoja de ruta presentada en noviembre de 2020.
Unos todoterrenos atravesando una zona de tierra donde se está realizando una reforestación

Avances tecnológicos y sumideros

Las tecnologías de captura, uso y almacenamiento del carbono tienen un rol relevante en la estrategia de descarbonización de Repsol. Además, promovemos otras iniciativas, como son proyectos de compensación de emisiones a través reforestaciones.

Transformación industrial para avanzar hacia la descarbonización

En nuestra área de refino hemos iniciado un proceso de transformación que nos permitirá convertir nuestras refinerías en hubs multienergéticos, que a corto plazo serán capaces de tratar materias primas alternativas para generar combustibles y materiales de baja huella de carbono. La tecnología hará posible, por ejemplo, usar residuos urbanos, agrícolas, forestales o de la industria agroalimentaria para producir biocombustibles avanzados. Además, el hidrógeno renovable y el CO2 capturado en las propias refinerías servirán para fabricar combustibles sintéticos. Ambos productos de baja huella de carbono van a ser fundamentales para la movilidad del futuro.

Precio del carbono

Diseñar de manera eficiente, controlar el impacto que pueda tener nuestro proyecto y, al final, tomar una decisión adecuada a nuestras inversiones actuales y futuras. Permite abordar de manera ordenada y con el mínimo coste para el consumidor la transición energética. Además, incentiva a las empresas a reducir sus emisiones.

Fijar un precio de carbono global y aplicado de manera homogénea a todos los sectores es la mejor herramienta para avanzar hacia un futuro de bajas emisiones. 

Precio del carbono >

 

Revisión de la participación en iniciativas de la industria

Trabajamos para que todas las asociaciones e iniciativas en las que participa estén alineadas con el cumplimiento de los objetivos del Acuerdo de París.

Accede al informe |PDF| 3,6 MB >

Vista de un lago y el cielo en un terreno montañoso

A la cabeza en la lucha contra el cambio climático

En 2030 seremos más sostenibles y estaremos focalizados en la generación de valor.