Seguridad corporativa

Protegemos a nuestros trabajadores y velamos por nuestras instalaciones en zonas de alto riesgo, asegurando el respeto a los derechos humanos

Estamos presentes en 29 países y llevamos a cabo operaciones en áreas sensibles, por lo que es necesario que la función de seguridad corporativa acompañe a las múltiples actividades de nuestra empresa.

 

La importancia estratégica de las infraestructuras del sector energético las expone a los riesgos inherentes al terrorismo o los derivados de conflictos bélicos, por lo que su protección debe realizarse en colaboración con empresas privadas de seguridad y fuerzas y cuerpos de seguridad pública.

Desde diciembre de 2013 estamos adheridos a la iniciativa internacional Principios Voluntarios en Seguridad y Derechos Humanos (PVSDH), que tiene como objetivo afianzar la seguridad de las operaciones en zonas de alto riesgo y de conflicto a través de procedimientos de trabajo que respeten los derechos humanos.

 

Algunas de las acciones que realizamos en el marco de los Principios Voluntarios en Seguridad y Derechos Humanos (PVSDH) son:

  • Identificamos los grupos de interés clave.
  • Establecemos sesiones de diálogo con los grupos de interés que previamente hemos identificado.
  • Realizamos evaluaciones de riesgos e impactos en Derechos Humanos en nuestras operaciones: en todas ellas se cubren aspectos de seguridad corporativa y derechos humanos. En ellas se identifican y evalúan riesgos e impactos. A partir de estas evaluaciones, seleccionamos e implantamos medidas de mitigación y monitorizamos la efectividad de las mismas. Estos estudios se realizan de manera periódica, para asegurar una mejora continua, y en ellos contamos con la participación de las comunidades en lo que colabora el área de Relación con Comunidades y Derechos Humanos.
  • Contamos con mecanismos de reclamación operacionales abiertos a trabajadores, contratistas y a cualquier tercero potencialmente afectado en nuestras operaciones.
  • Disponemos de criterios de selección de proveedores de servicios de seguridad corporativa: incluimos unas pautas mínimas de comportamiento ético y social dentro de los criterios de selección de estos proveedores.
  • Incluimos cláusulas de respeto a los derechos humanos en el 100% de los contratos con las fuerzas de seguridad, en los que requerimos el cumplimiento de todas nuestras políticas.
  • Participamos y colaboramos con los representantes de seguridad de otras empresas del sector en joint ventures.
  • Formamos en Derechos Humanos a las fuerzas de seguridad públicas y privadas:
    • El 100% de nuestros empleados y los de nuestras compañías de seguridad privada reciben formación en Derechos Humanos.
    • Colaboramos con las fuerzas de seguridad públicas mediante formación específica en Derechos Humanos en países como Colombia o Perú.
    • El 100% de nuestros empleados y los de nuestras compañías de seguridad privada reciben formación en Derechos Humanos.
  • Hemos firmado acuerdos de entendimiento con las fuerzas de seguridad públicas con el objeto de lograr una coordinación eficiente de nuestras operaciones.

 

Más información en el informe anual de implementación de los Principios Voluntarios sobre Seguridad y Derechos Humanos (sólo disponible en inglés  |PDF | 718 KB).

Una niña en el pupitre sonríe. Bolivia.

  • Formación en Derechos Humanos a la Comunidad: en 2018 se dispuso un plantel docente del Centro de Estudios de Derecho Internacional Humanitario (CEDIH) y se realizaron 2 cursos de formación en Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario para miembros del ejército de Bolivia, de la Fuerza Aérea Boliviana y de la Cruz Roja Boliviana, con las siguientes personas formadas:
    • 82 oficiales y suboficiales del Ejército. 
    • 79 oficiales y suboficiales de la Fuerza Aérea. 
    • 10 miembros de la Cruz Roja Boliviana. 
  • Participación y colaboración con otras empresas del sector: se han celebrado reuniones para compartir buenas prácticas sobre la implementación de los Principios Voluntarios sobre Seguridad y Derechos Humanos.
  • Además de la formación que se imparte cada año a las fuerzas de seguridad públicas y privadas sobre el respeto de los derechos humanos de las comunidades, en la UN Bolivia el personal de security se reúne periódicamente con nuestros relacionadores comunitarios para analizar posibles quejas o sugerencias procedentes de las comunidades y de nuestros propios contratistas y buscar soluciones conjuntas.
Plano de un hombre de espaldas. Ecuador.

  • Fortalecimiento de las relaciones con la Fuerza Pública. Se mantienen reuniones periódicas con el fin de coordinar las labores de protección de los activos y las personas dentro de las políticas establecidas por Repsol.
  • Participación y colaboración con otras empresas del sector, a través de reuniones de socialización y entendimiento de Principios Voluntarios, Seguridad y Derechos Humanos con los responsables de Seguridad de las empresas petroleras de Ecuador.
Gente local de La Guajira. Colombia.

  • En 2021 se realizaron dos sesiones de formación en derechos humanos a personal propio, contratistas y personal del Ejército Nacional, una de ellas en colaboración con nuestro socio, el operador Ecopetrol.
Paisaje de Libia

  • Acuerdo con las fuerzas de protección de nuestras instalaciones de El Sharara para el cumplimiento de los Principios Voluntarios y el respeto los derechos humanos en base a estándares internacionales.
  • Este acuerdo incluye la formación y difusión de la normativa de derechos humanos por parte de Repsol y de la Guardia de Protección de instalaciones, dentro de la capacitación de su personal.

Cómo lo hacemos

Una mujer agachada trabajando en el campo

Comprometidos con los derechos humanos

A través de nuestra Política de Derechos Humanos y Relación con las Comunidades expresamos nuestro compromiso de proceder con debida diligencia en materia de derechos humanos y establecer relaciones sólidas con las comunidades de nuestra área de influencia.