Saltar al contenido

Derechos humanos

Nuestro compromiso con los derechos humanos

Nuestro compromiso con los derechos humanos

El respeto a los derechos humanos es una prioridad para nosotros

Estamos presentes en 37 países y siempre trabajamos alineando nuestra operación a los Principios Rectores de Naciones Unidas. Promovemos el respeto a los derechos humanos siguiendo los principales estándares internacionales y hemos desarrollado una política propia para garantizar su cumplimiento.

Reconocemos el papel de las empresas como agentes de cambio que deben respetar los derechos humanos y todas las leyes aplicables. Somos conscientes de que, por la naturaleza de nuestras actividades y por las condiciones de ciertos entornos en los que operamos, existen algunas áreas de mayor riesgo de impacto en los derechos humanos:

  • Derivadas de nuestras relaciones con las fuerzas de seguridad, públicas o privadas.
  • Derivadas de nuestras relaciones comerciales.
  • Derivadas de nuestras relaciones con las distintas comunidades.
Pozo de petróleo
Defendemos el marco normativo internacional y velamos por los derechos humanos. Para ello seguimos los principios reflejados en:
  • La Carta Internacional de Derechos Humanos
  • La Declaración de la Organización Internacional del Trabajo y los ocho convenios fundamentales que los desarrollan
1. Libertad sindical y protección del derecho de sindicación
2. Derecho de sindicación y de negociación colectiva
3. Trabajo forzoso
4. Abolición del trabajo forzoso
5. Edad mínima
6. Peores formas de trabajo infantil
7. Igualdad de remuneración
8. Discriminación (empleo y ocupación)

Contamos con nuestra propia Política de Derechos Humanos y Relación con las Comunidades

Nuestra normativa interna está alineada con los Principios Rectores de Naciones Unidas y se desarrolla en torno a tres ejes:
  • Compromiso
    Nuestro compromiso
    Velamos por el respeto de los derechos humanos en todas nuestras actividades, así como en todas nuestras relaciones comerciales.
  • Debida diligencia
    Debida diligencia
    Identificamos y evaluamos los potenciales impactos en los derechos humanos antes de emprender una nueva actividad o iniciar una relación comercial.
  • Mecanismos de reclamación
    Mecanismos de reclamación
    Establecemos procesos de comunicación, consulta, queja y reparación a disposición de las personas afectadas por nuestra actividad.

El compromiso con los derechos humanos guía todo nuestro comportamiento

Estamos comprometidos con la integridad, responsabilidad, transparencia, flexibilidad e innovación, que son los valores que constituyen el marco de referencia que debe guiar la conducta básica de todos nuestros empleados. La conducta ética es indispensable y nuestro código -aprobado por nuestro Consejo de Administración-, se aplica a todos los consejeros, directivos y empleados, independientemente del tipo de contrato que determine su relación profesional o laboral. Los proveedores también deben seguir estas normas y tienen que mantener en todo momento un comportamiento ético para establecer relaciones legítimas y productivas con sus propios proveedores o empresas con las que tenga relación contractual.

Entre los derechos que incluimos en estos códigos destacan:

  • La libertad de asociación y el derecho a la negociación colectiva
  • El rechazo al trabajo infantil
  • El rechazo al trabajo forzoso

Nuestras políticas, aprobadas por nuestro Comité Ejecutivo Corporativo, establecen el respeto a las comunidades de nuestra área de influencia. Respetamos su identidad, su diversidad cultural, sus diferentes aspiraciones y necesidades o el derecho a mantener sus costumbres y sus prácticas sociales tal y como recogen nuestras normas.

Trabajamos para proporcionar más seguridad a accionistas, clientes, empleados y demás partes interesadas, a través de la anticipación, gestión y control de los riesgos a los que la Compañía está expuesta.

La debida diligencia está en el desempeño de todas nuestras operaciones

Estamos orgullosos de la puesta en marcha de mecanismos que nos ayudan a trabajar con la debida diligencia en derechos humanos. Desde 2013 contamos con una normativa interna específica en Derechos Humanos. Destacamos la norma de evaluación para asegurar que los riesgos en derechos humanos se identifican desde la fase de diseño de nuestros proyectos hasta su desmantelamiento. La debida diligencia, según los Principios Rectores de Naciones Unidas, es el proceso que nos sirve para evaluar los efectos, reales o potenciales de nuestra actividad. En los países en los que operamos y en línea con la debida diligencia, analizamos el contexto y las particularidades sociales, económicas y culturales, valoramos nuestros impactos y actuamos con el compromiso de maximizar las consecuencias positivas y minimizar o paliar las negativas.

Nos anticipamos y prevenimos impactos gracias a nuestros mecanismos de reclamación

Atender las reclamaciones, preocupaciones, y quejas de las comunidades de nuestro entorno nos ayuda a dar respuesta a posibles consecuencias derivadas de las actividades de la compañía.

Para ello, desarrollamos estos mecanismos de reclamación en los países donde tenemos actividades. En 2017 se han recibido 82 reclamaciones sobre Derechos Humanos a través de 14 mecanismos de reclamación en 7 países. 68 han sido resueltas y 14 se están tramitando.

Torre petroleo al atardecer

Buenas prácticas

La mejor forma de mostrar nuestro compromiso con los derechos humanos son historias reales de nuestras acciones.