Saltar al contenido
Vista de arboles próximos a grandes edificios

Trabajamos en productos más respetuosos con la calidad del aire

Conscientes de la importancia de cuidar la calidad del aire, trabajamos para suministrar a la sociedad productos cada vez más sostenibles y desarrollamos acciones para minimizar las emisiones de nuestros procesos productivos.
Es importante diferenciar el problema de la calidad del aire, problema local, y el del cambio climático, que es un fenómeno global. La calidad del aire se ve afectada por la concentración local de contaminantes causados en los procesos de combustión y viene determinada por el mix energético, el tamaño y densidad de las poblaciones, condiciones meteorológicas, etc. La gestión de la calidad del aire está condicionada principalmente por las emisiones de dióxido de azufre (SO2), los óxidos de nitrógeno (NOx) y las partículas.

Promovemos la sostenibilidad en el transporte y en el sector doméstico

Vista de una estación de servicio Repsol
  • Fabricamos gasolinas y gasóleos con bajo contenido en azufre y compuestos aromáticos, esto último conlleva una importante reducción de las emisiones de componentes volátiles (COVs) a la atmósfera.
  • Trabajamos con plataformas colaborativas como WeSmartPark y DriveSmart punteras en el desarrollo de herramientas digitales de movilidad.
  • Además, participamos en otras alternativas que promueven la movilidad eléctrica en las ciudades: impulsamos junto al Ente Vasco de la Energía (EVE), IBIL, el gestor de carga de vehículos eléctricos y participamos en el proyecto Scutum de motos eléctricas.
  • Apostamos también por el AutoGas, un carburante respetuoso con el medio ambiente ya que reduce las emisiones del vehículo frente a otros combustibles.
  • Comercializamos el producto AdBlue® bajo nuestra marca Blue+, con más de 320 puntos de venta. AdBlue es una solución de urea que reacciona con los gases de escape de los vehículos diésel con tecnología SCR (Reducción Catalítica Selectiva) y convierte los óxidos de nitrógeno en compuestos inocuos para la atmósfera y el medio ambiente (nitrógeno y vapor de agua).
  • En el sector doméstico, suministramos un gasóleo de calefacción (BiEnergy e+10) para calderas de última generación que permite reducir las emisiones de NOx una media del 30% y casi la totalidad de las emisiones de partículas, CO y SO2 .

Minimizamos las emisiones de nuestras operaciones

Vista del cuello de varios envases de cristal

Empleamos las más modernas tecnologías y aplicamos los estándares más exigentes para reducir las emisiones a la atmósfera en el entorno en el que operamos.

  • Utilizamos en nuestros centros industriales el gas natural como combustible para suministrar la energía que demandan nuestros procesos, evitando así el empleo de combustibles que originan en su combustión SO2 y partículas.
  • Reducimos las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) procedentes de las actividades de generación de energía mediante la adopción de nuevas tecnologías y el control de las condiciones de operación, especialmente en los equipos de combustión de nuestros grandes centros industriales.
  • Disminuimos nuestras emisiones de Compuestos Orgánicos Volátiles (COVs) a través de acciones de recuperación de vapores y la utilización de tecnologías de detección y reparación de fugas (LDAR).