Saltar al contenido

Casos de Éxito

Medio Ambiente: Repsol Water Tool

Detalle del agua de un río

Hacia una mayor eficiencia en la gestión del agua

La Herramienta de Gestión del Agua de Repsol (Repsol Water Tool) permite disponer de una visión detallada de la gestión de este recurso y de los riesgos asociados a cada centro o activo.

El agua es un elemento esencial para el desarrollo sostenible de la sociedad, que reduce la pobreza, mejora la calidad de vida de las personas e impulsa el crecimiento económico. 

Por esa razón, la gestión eficiente del agua es el principal reto de la sociedad para las próximas décadas. Los datos no dejan lugar a dudas: el consumo aumentará un 85% en el mundo para 2030, según la Agencia Internacional de la Energía, debido al incremento de la población, la concentración en grandes ciudades y el desarrollo económico de los países emergentes.

En el sector del petróleo y el gas, el agua también es esencial. De la misma forma que el agua se utiliza para producir la energía, la energía es básica en la extracción, el transporte y el tratamiento del agua. Por eso, el reto es encontrar un equilibrio en el uso de ambos recursos. 

Todas las áreas de Repsol utilizan agua en algunos de sus procesos clave. La mayor parte de los consumos se producen en el refino y la química, donde se utiliza fundamentalmente para los procesos de refrigeración y producción de vapor. En las actividades de exploración y producción, el reto es gestionar el agua de producción, es decir, la que se extrae con el crudo.

Modelo de gestión

Medio Ambiente: Repsol Water Tool

En Repsol llevamos décadas realizando una gestión sostenible del agua en nuestras instalaciones, centrando nuestros esfuerzos en encontrar nuevas soluciones para minimizar el uso de este recurso natural, utilizarlo de forma más eficiente y preservar su calidad. 

En 2012 se decidió dar un paso más. El agua pasó a ser considerada un recurso estratégico, al tiempo que se reforzaba su gestión local en todas las instalaciones de Repsol en el mundo, en las que desde entonces se aplican prácticas y estándares ambientales homogéneos, comunes a toda la Compañía. 

Para facilitar la gestión del agua, en Repsol contamos con una herramienta propia, la Repsol Water Tool (RWT), que nos permite obtener una visión detallada de la gestión que hacemos de este recurso, así como de los riesgos asociados a cada instalación a nivel interno y externo. 

A partir de sus resultados, nuestros técnicos identifican aspectos a mejorar y diseñan planes de acción específicos, que se centran en 3 líneas: mejora del conocimiento del entorno y de los usos de agua, gestión eficiente de recursos y mejora de la tecnología para tratar el agua. 

En refinerías y plantas químicas hemos adoptado medidas para mejorar la eficiencia en el uso del agua en los procesos de refrigeración y producción de vapor. También estamos aplicando medidas para aprovechar este recurso de forma más eficiente, por ejemplo incorporando fuentes alternativas. Un ejemplo lo encontramos en la reutilización en nuestro complejo industrial del agua de la Estación de Aguas Residuales de la ciudad de Tarragona, en España. 

En el área de Exploración y Producción, los yacimientos se encuentran a menudo en zonas que no cuentan con infraestructuras para el transporte de agua. Por eso nos centramos en mejorar los tratamientos que el agua recibe antes de su devolución al medio natural, para adecuarlos a los estándares de calidad que la compañía aplica en todo el mundo, siendo estos estándares iguales o en la mayoría de los casos superiores a la legislación de cada país.