Saltar al contenido

Repsol apuesta por el autoconsumo con Solify, su solución solar

  • Repsol ha lanzado Solify, una solución integral de autogeneración de energía fotovoltaica para viviendas unifamiliares y pequeñas empresas que ofrece energía 100% renovable.
  • La generación y el autoconsumo de energía renovable es una de las apuestas de Repsol para reducir la intensidad de CO2 y lograr el objetivo de ser compañía cero emisiones netas en el año 2050.
  • Repsol refuerza su estrategia como proveedor multienergía con una solución eficiente y rentable, que a los ahorros inherentes al autoconsumo, suma una remuneración de 5 centimos de euro/kWh por la energía solar que el propietario produzca y no consuma, a lo que se añaden 5 euros al mes durante un año en la app para el pago con teléfono móvil Waylet.
  • La compañía empezará a aplicar gradualmente en sus estaciones de servicio y otras instalaciones esta solución de autoconsumo, para lo que ha puesto en marcha un proyecto para dotar a sus estaciones de servicio de instalaciones solares para el autoabastecimiento de energía eléctrica.
Nota de Prensa
PDF Descargar documento
Placas solares

Repsol ha lanzado Solify, una solución integral de autogeneración de energía fotovoltaica para viviendas unifamiliares y pequeñas empresas que ofrece energía 100% renovable, ahorros en la factura de la luz y una gestión digital eficiente del consumo, gracias al Termostato Inteligente de Repsol y a su aplicación móvil.

La generación y autoconsumo de energía renovable es una de las apuestas de Repsol para reducir la intensidad de CO2 y lograr el objetivo de ser compañía cero emisiones netas en el año 2050. Repsol está transformando y diversificando su negocio para contribuir a alcanzar los objetivos de cambio climático del Acuerdo de París y reducir a menos de dos grados centígrados el aumento de la temperatura del planeta.

El autoconsumo presenta ventajas indudables: reduce emisiones y mejora la eficiencia del sistema eléctrico, porque la energía no consumida puede verterse al mercado. La energía solar se complementa a la perfección con esta solución de autosuministro, a lo que ha contribuido que, en los últimos años, la investigación y el desarrollo de nuevas tecnologías han hecho más accesible la instalación de placas fotovoltaicas, a la vez que ha aumentado su eficiencia y rentabilidad.

Con este lanzamiento, Repsol refuerza su estrategia como proveedor multienergía para todos los clientes, en función de sus necesidades. Solify es un producto “llave en mano” que incluye desde la gestión de licencias y trámites de legalización de la instalación, hasta el montaje de los paneles con los máximos estándares de calidad y seguridad, así como la monitorización remota de la instalación para asegurarse de que siempre esté en perfecto estado.

Se trata de una solución rentable, puesto que, a los ahorros inherentes al autoconsumo, se suma una remuneración de 5 céntimos de euro/kWh por la energía solar que el propietario produzca y no consuma. Además, en caso de ser cliente particular, percibirá 5€/mes durante un año en Waylet, aplicación para el pago con teléfono móvil de Repsol.

Además de ofrecer Solify a los clientes particulares y pymes, la compañía empezará a aplicar gradualmente en sus estaciones de servicio y otras instalaciones esta solución de autoconsumo. Para ello ha puesto en marcha un proyecto para dotar a sus estaciones de instalaciones solares para el autoabastecimiento de energía eléctrica, con el objetivo de que sean más eficientes y sostenibles. La fase piloto del proyecto cuenta con 30 instalaciones repartidas por la Península Ibérica, seis de las cuales, situadas en San Sebastián, Alicante, Albacete, Granada, Soria y Teruel, ya se encuentran en funcionamiento. Este proyecto se expandirá a otras estaciones de servicio de Repsol a lo largo de 2020.

La compañía trabaja para facilitar la evolución hacia un modelo energético con menos emisiones, aportando soluciones que mejoran la eficiencia, apostando por el gas natural, la generación de electricidad de bajas emisiones, las nuevas formas de movilidad sostenible y el autoconsumo, entre otras.

Tras la creación hace poco más de un año de su filial de ectricidad y gas, Repsol se ha convertido en un actor relevante, con casi un millón de clientes de luz y gas que se benefician de una oferta atractiva y única en el mercado, con soluciones digitales de vanguardia y ventajas exclusivas, incluyendo descuentos en las más de 3.500 estaciones de servicio de Repsol en España. Además, la electricidad comercializada por la compañía está certificada como 100% de bajas emisiones.

Para avanzar hacia la descarbonización, Repsol está impulsando diversos proyectos asociados a la transición energética. En este sentido, la compañía ha incrementado recientemente en 3.000 MW su objetivo de capacidad de generación de electricidad baja en carbono, hasta los 7.500 MW en 2025, y ha iniciado su expansión en otros mercados para convertirse en un actor internacional relevante en energías renovables.

Repsol cuenta en la actualidad con 2.952 MW en operación y 1.083 MW en desarrollo, a los que se suman la aprobación por parte del Consejo de Administración de nuevas inversiones para incorporar y construir 1.600 MW adicionales. Con estos proyectos, la cartera de generación baja en carbono de la compañía alcanza los 5.600 MW.