Utilizamos cookies propias y de terceros con fines estadísticos y publicitarios para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas, consideramos que conoces nuestra Políticas de Cookies y que estás de acuerdo con su uso.
Aceptar.
Saltar al contenido
Dos parques eólicos y uno fotovoltaico en España

Repsol desarrollará tres nuevos proyectos renovables de 800 MW

  • Repsol ha incorporado a su cartera de activos y desarrollará dos nuevos proyectos eólicos, ubicados en Aragón y Castilla y León, y un parque fotovoltaico en Andalucía con una capacidad total de 800 MW, que serán construidos y operados por su filial de electricidad y gas.
  • Con estos proyectos, Repsol da otro paso significativo en su objetivo estratégico de impulsar como operador un negocio de bajas emisiones y con gran potencial de crecimiento orgánico y rentabilidad, y alcanzará el 90% de su meta de capacidad de generación baja en emisiones, cifrada en alrededor de 4.500 MW en el año 2025.
  • Repsol se consolida como un actor relevante en la generación de electricidad baja en emisiones en la Península Ibérica, con una capacidad total instalada de 2.952 MW y planes en marcha en renovables que suman 1.083 MW adicionales en dos proyectos fotovoltaicos, dos eólicos en tierra y uno de los mayores parques eólicos flotantes del mundo.
Nota de Prensa
PDF 367 KB Descargar documento

Repsol, en el marco de su apuesta por una transición energética eficiente y sostenible, ha incorporado a su cartera de activos y desarrollará tres nuevos proyectos renovables, dos eólicos y uno solar, que suman una capacidad de 800 MW, con lo que da otro paso significativo en su objetivo estratégico de impulsar como operador un negocio de bajas emisiones y con gran potencial de crecimiento orgánico y rentabilidad.

De este modo, la compañía añade a su portafolio dos proyectos eólicos, ubicados entre las provincias de Zaragoza y Teruel, y entre Palencia y Valladolid, y un parque fotovoltaico en Cádiz, que se desarrollarán y pondrán en funcionamiento en los próximos cuatro años y ampliarán su potencia instalada en 794 MW, el equivalente al suministro de electricidad de unos 650.000 hogares al año.

Repsol se consolida así como un actor relevante en la generación de electricidad baja en emisiones en la Península Ibérica, con una capacidad total instalada de 2.952 MW y planes en marcha en renovables que suman 1.083 MW, entre los que se encuentran los anunciados hoy, así como el proyecto fotovoltaico de Valdesolar (Badajoz) y el eólico flotante en la costa norte de Portugal, que se prevé que esté operativo a finales de este año.

Activos y proyectos de generación eléctrica de Repsol

Activos y proyectos de generación eléctrica de Repsol

Los proyectos anunciados hoy, que serán gestionados por la filial Repsol Electricidad y Gas, se encuentran en diferentes etapas de ejecución y consisten en un parque eólico de 335 MW localizado entre las provincias de Zaragoza y Teruel (proyecto Delta); otro situado entre Palencia y Valladolid, con una capacidad total instalada de 255 MW (PI); y un proyecto solar en Cádiz de 204 MW, conocido como Sigma. Todos están ubicados en zonas con condiciones muy favorables de producción para cada tipo de tecnología y en su conjunto supondrán una reducción de emisiones de alrededor de 2,3 millones de toneladas de CO2 al año respecto a la generación eléctrica con carbón.

Con estos proyectos, sumados a los de Valdesolar (Badajoz) y WindFloat (Portugal) y a sus actuales activos (2.952 MW), Repsol alcanzará el 90% de su objetivo estratégico de capacidad de generación baja en emisiones, cifrado en alrededor de 4.500 MW en el año 2025.

Los nuevos desarrollos renovables de Repsol cuentan con terrenos disponibles y tienen garantizada la conexión a la red. La energía que generen servirá para el abastecimiento de las necesidades de la compañía y de su actual cartera de clientes de electricidad, que hoy en día asciende a 890.000 (un 19% más que al inicio de la actividad comercializadora, hace ocho meses), así como a los potenciales clientes.

La compañía cuenta con un equipo especializado en energías renovables con amplia experiencia en el sector y que está creciendo notablemente, muestra de la decidida apuesta de Repsol por este negocio.

Tras la presentación de la actualización de su estrategia a 2020, Repsol dio un primer paso significativo con la incorporación, el pasado 2 de noviembre, de los negocios no regulados de generación de electricidad de bajas emisiones de Viesgo y su comercializadora, para convertirse en un actor relevante del mercado eléctrico español y reforzarse como proveedor multienergía, con la generación de electricidad a través de todo tipo de fuentes de energía, excepto el carbón y la nuclear, y con presencia en el 70% de la matriz primaria de energía.

Repsol Electricidad y Gas se incorporó de este modo como operador al sector con una visión industrial a largo plazo y con voluntad de invertir y generar nuevas oportunidades, fomentando la competencia en el sector en España, lo que beneficia a los consumidores.

Asimismo, Repsol adquirió el proyecto fotovoltaico Valdesolar, de 264 MW, planificado en Valdecaballeros (Badajoz) y que está en la fase final de su tramitación administrativa.

Además, el pasado 19 de octubre, la compañía anunció su participación en la construcción de uno de los mayores parques eólicos flotantes del mundo, en la costa norte de Portugal, a 20 kilómetros de Viana do Castelo, y que dispondrá de una capacidad instalada de 25 MW.

Repsol contempla en su estrategia a 2020 inversiones en el negocio de bajas emisiones de 2.500 millones de euros, con el objetivo de alcanzar 2,5 millones de clientes minoristas de electricidad y gas en España a 2025, con una cuota de mercado superior al 5%.

Avance en los objetivos del Plan Estratégico

Avance en los objetivos del Plan Estratégico
Este documento contiene información y afirmaciones o declaraciones que constituyen estimaciones o proyecciones de futuro sobre Repsol. Dichas estimaciones o proyecciones pueden incluir declaraciones sobre planes, objetivos y expectativas actuales, incluyendo declaraciones en relación con tendencias que afecten a la situación financiera de Repsol, ratios financieros, resultados operativos, negocios, estrategia, concentración geográfica, volúmenes de producción y reservas, gastos de capital, ahorros de costes, inversiones y políticas de dividendos. Dichas estimaciones o proyecciones pueden incluir también asunciones sobre futuras condiciones de tipo económico o de cualquier otro tipo, tales como los futuros precios del crudo u otros precios, márgenes de refino o marketing y tipos de cambio. Las estimaciones o proyecciones de futuro se identifican generalmente por el uso de términos como “espera”, “anticipa”, “pronostica”, “cree”, “estima”, “aprecia” y expresiones similares. Dichas declaraciones no constituyen garantías de un futuro cumplimiento, precios, márgenes, tipos de cambio o de cualquier otro suceso, y se encuentran sujetas a riesgos significativos, incertidumbres, cambios y otros factores que pueden estar fuera del control de Repsol o que pueden ser difíciles de prever. Entre tales riesgos e incertidumbres están aquellos factores y circunstancias identificadas en las comunicaciones y los documentos registrados por Repsol y sus filiales en la Comisión Nacional del Mercado de Valores en España y en el resto de autoridades supervisoras de los mercados en los que se negocian los valores emitidos por Repsol y/o sus filiales. 

Salvo en la medida que lo requiera la ley aplicable, Repsol no asume ninguna obligación -aun cuando se publiquen nuevos datos o se produzcan nuevos hechos- de informar públicamente de la actualización o revisión de estas manifestaciones de futuro. 

Este documento no constituye una oferta o invitación para adquirir o suscribir acciones, de acuerdo con lo establecido en la Real Decreto 4/2015 de 23 de octubre por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley del Mercado de Valores y en su normativa de desarrollo. Asimismo, este documento no constituye una oferta de compra, de venta o de canje ni una solicitud de una oferta de compra, de venta o de canje de títulos valores en ninguna otra jurisdicción. 

La información incluida en este documento no ha sido verificada ni revisada por los auditores externos de Repsol.