Nos unimos al Consorcio Craker of the future

Noticia química 30/09/2021

Nos incorporamos como socios del consorcio Craker of the Future. Este consorcio tiene como objetivo acelerar el desarrollo de una tecnología revolucionaria para la electrificación del proceso de craqueo a vapor. Esto permite una disminución revolucionaria de las emisiones de gases de efecto invernadero. 

Junto con los miembros fundadores Borealis (miembro del Grupo OMV), BP y TotalEnergies SE, el consorcio cubre casi un 1/3 de la capacidad de craqueo a vapor de la Unión Europea con unidades en Austria, Bélgica, Finlandia, Francia, Alemania, Italia, Portugal, España y Suecia.

| PDF | 137.78 KB
Complejo Industrial Tarragona

El consorcio ha buscado ampliamente las mejores tecnologías y tiene una visión clara de su potencial, estado de desarrollo y requisitos. Existe una amplia variedad de posibles tecnologías para calentamiento mediante energía eléctrica, cada una de las cuales ofrece sus ventajas, oportunidades, desventajas y riesgos. El consorcio ha evaluado muchas de dichas tecnologías, y ha seleccionado algunas para realizar una inmersión más profunda con el fin de evaluar su estado de desarrollo y discutir la posible cooperación con los proveedores de las tecnologías y equipos.

Actualmente, el consorcio está a punto de tomar una decisión y pronto  anunciará  una de sus opciones preferidas altamente prometedoras, mientras que algunos otros conceptos prometedores necesitan una evaluación adicional para decidir. Esta canalización progresiva de oportunidades permite al consorcio elegir rápidamente las tecnologías más prometedoras, al tiempo que mantiene espacio para posibles nuevos desarrollos prometedores.

En el escenario previsto, contando con el apoyo público a la innovación, se prevé llevar a cabo una demostración en 2023, y contar con su disponibilidad comercial a partir de 2026. La disponibilidad de suficiente electricidad renovable asequible (y las respectivas infraestructuras) será clave para el despliegue comercial.

Los crackers europeos emiten aproximadamente 30 millones toneladas anuales de CO2 (~ 20-25% de las emisiones totales de gases de efecto invernadero de la industria química europea). La mayoría de estas emisiones se originan en los hornos de los crackers. En combinación con otras medidas de electrificación, el craqueo eléctrico con energía renovable puede eliminar en gran medida las emisiones de gases de efecto invernadero del cracker.

 COF figure

Actualmente, los crackers europeos operan predominantemente con materias primas de nafta de origen fósil y adicionalmente con algunas materias primas ligeras como GLP y etano que se originan en el refino de petróleo y de líquidos de gas natural. Los crackers eléctricos también podrán convertir bionafta y aceite de pirólisis proveniente de plásticos de desecho (reciclaje químico) y así permitir rutas de proceso clave para la economía circular.

Cumplir con el Pacto Verde Europeo y lograr ser climáticamente neutral y circular requiere cambios enormes y disruptivos. El desarrollo del craqueo eléctrico es uno de los cambios clave. Una asociación público-privada será más que nunca fundamental para lograr los objetivos.