cf-property-image

Betún Anticarburante

Los pavimentos convencionales tienen escasa resistencia a la disolución de betún asfáltico ante los crudos por lo que se produce la desintegración del aglomerado. El derrame de hidrocarburos puede provocar la pérdida de cohesión en la mezcla asfáltica y deteriorarla.

Propiedades y aplicaciones

El betún anticarburante BAC 35/50 es un ligante especial creado para el desarrollo de mezclas que se aplican en zonas donde es común el derrame de combustibles, carburantes y lubricantes. Generalmente las zonas más asociadas a este tipo de actividad son áreas de carga y descarga de combustibles y/o carburantes en zonas industriales, aeropuertos, estaciones de servicio y áreas de aparcamiento de vehículos.

La aplicación de este ligante es, por lo tanto, en zonas con contacto frecuente con hidrocarburos como calles de rodadura, zonas aeroportuarias, carriles bus, aparcamientos o zonas de estacionamiento prolongado de flotas, peajes en autopistas y estaciones de servicio y garajes.

En comparación con los ligantes convencionales, el betún anticarburante presenta las siguientes ventajas:

  • Mayor resistencia a los hidrocarburos que los convencionales
  • Menos susceptibilidad a la temperatura y al envejecimiento
  • Muy resistente a temperaturas elevadas de servicio
  • Fácil manejo y puesta en obra