enfermera enseñando a una mujer anciana a usar un ordenador

Tiempo de lectura: 4 min

¿Qué son las placas solares?

Las placas solares, llamados también paneles fotovoltaicos o paneles solares son dispositivos tecnologicos utilizados para convertir la energía del sol en energía eléctrica.

La energía solar destaca por ser una de las fuentes de energía renovables más eficientes, además de económica y no contaminante.

En España contamos con una media de entre 2.500 y 3.000 horas de sol al año, lo que convierte a la energía solar en una alternativa excelente a las fuentes energéticas tradicionales. ¿Te interesa apostar por esta energía renovable en tu casa o tu empresa? ¿Quieres conocer más sobre la energía solar y sus ventajas? Descubre los diferentes tipos de placas solares que existen y qué debes tener en cuenta para elegir la más conveniente. 

Tipos de placas solares

Los paneles solares nos permiten aprovechar un recurso inagotable y gratuito como la luz del sol para transformarla en energía, mediante un proceso totalmente limpio, ya que no genera dióxido de carbono.

Dentro de estas soluciones energéticas podemos distinguir tres tipos principales de placas solares: las placas fotovoltaicas, los colectores térmicos y los paneles solares híbridos. 

Ventajas y características de los tipos de placas solares

A continuación, te contamos las características, ventajas e inconvenientes de cada uno de los subtipos de las placas solares existentes.

hombre mayor con problemas para usar su ordenador

1. Placas solares fotovoltaicas

  • Placas solares monocristalinas: al estar fabricados en silicio de alta pureza, les permite ofrecer los índices de eficiencia más altos que existen actualmente en el mercado, entre el 15% y el 20%. Principales ventajas: gran potencia, larga vida útil y su tamaño, perfecto para viviendas. 
  • Placas solares policristalinas: Estos paneles solares, muy fáciles de identificar por su color azul, se fabrican con silicio en bruto. Su precio es más reducido que las anteriores, pero su eficiencia también es menor, rondando el 15%, aunque su potencia es similar.  Pero ocupan más espacio y son más sensibles a la exposición a altas temperaturas, por lo que no son una opción muy recomendable para climas muy cálidos.
  • Placas solares amorfas o de capa fina: Estos tipos de placas solares utilizan materiales como el silicio amorfo, el telururo de cadmio o el galio, con propiedades fotovoltaicas. De esta forma, se consigue fabricar un panel flexible y ligero.  Su eficiencia es menor que la de las placas fotovoltaicas convencionales, entre un 7 y un 10%, su vida útil es menor y requieren mucho más espacio. Sin embargo, su coste es más económico, por lo que su uso es habitual en grandes instalaciones, como industrias o instalaciones públicas.
placas solares térmicas

2. Placas solares térmicas

Estas placas solares cuentan con un panel para recoger la luz solar y un depósito o acumulador donde se almacena un fluido capaz de transferir el calor a los sistemas de calefacción y agua caliente sanitaria domésticos. 

Algunos tipos de paneles solares térmicos, como los de energía termosolar de concentración, transforman este calor en vapor con el que mover las turbinas de un generador, por ejemplo.

  • Colectores de baja temperatura: Estos colectores de energía solar térmica alcanzan temperaturas de hasta 50ºC. Su uso es muy habitual para abastecer de energía a los sistemas de calefacción y agua caliente sanitaria en viviendas o negocios.
  • Colectores de media temperatura: Este tipo de colectores funcionan de forma similar a los anteriores, aunque incorporan una cubierta transparente que permite minimizar las pérdidas de calor. Gracias a ello, son capaces de alcanzar temperaturas de hasta 90ºC.
  • Colectores de alta temperatura: El diseño de estas placas solares incorpora dos cubiertas sobre el convertidor, generando un vacío entre ambas que les permite operar a temperaturas de hasta 150ºC. Los colectores de alta temperatura se utilizan para la generación de electricidad en centrales térmicas.
hombre mayor con problemas para usar su ordenador

3. Placas solares híbridas

Los paneles solares híbridos son capaces de transformar la luz del sol en electricidad y calor, consiguiendo incrementar el rendimiento de las células fotovoltaicas hasta en un 15%. 

Además, estos sistemas también pueden combinarse con otras energías renovables, como la eólica, para obtener un aporte energético mayor.

Innovación y nuevos tipos de placas solares

Además de los tipos de placas solares anteriores, la industria sigue innovando para lograr soluciones energéticas cada vez más eficientes, como las células fotovoltaicas concentradas, las placas bifaciales, los paneles esféricos, células solares de heterofusión... 

Conscientes del valor de este recurso natural infinito, en Repsol consideramos a la energía solar como uno de los grandes pilares de nuestra estrategia energética. Dentro de los proyectos fotovoltaicos de nuestra compañía destacan soluciones como Solar360, donde de la mano de Telefónica, ofrecemos una solución de autoconsumo para viviendas unifamiliares, comunidades de propietarios y empresas. O Repsol Solmatch, un proyecto de Comunidades Solares, que permite a aquellos que no puedan instalar paneles solares consumir energía solar en sus hogares, conectándose a la energía generada en un tejado que se encuentre a menos de 500 metros

A nivel corporativo, el Grupo Repsol también apuesta por los paneles solares para reducir sus emisiones netas de dióxido de carbono, implementando soluciones de autoabastecimiento energético en sus estaciones de servicio que además, en muchos, casos son también Comunidades Solares que comparten energía con sus vecinos. Hasta ahora, este sistema ya se ha instalado con éxito en muchas de las estaciones de servicio con las que cuenta el grupo en España, demostrando la eficacia de estas soluciones energéticas de última generación.