redes inteligentes o smart grids

Tiempo de lectura: 8 min

¿Qué son las Smart Grids?

El término smart grid se traduce del inglés como “red inteligente” y surge de la integración de la ingeniería eléctrica con las Tecnologías de la Información y la Comunicación. Podemos definirlo como un sistema de redes de distribución eléctrica que integra la tecnología digital para abastecer la demanda existente con la máxima eficiencia energética.

Una de las principales diferencias respecto a la red eléctrica tradicional es que el sistema smart grid es bidireccional, es decir, transmite la electricidad en ambos sentidos. De esta manera, tanto los hogares como los negocios pueden ser consumidores y también convertirse en pequeños productores de electricidad.

Estas redes eléctricas inteligentes incorporan un sistema informático que permite responder a las fluctuaciones de la producción de energía y de la demanda de ese momento. Gracias a la información obtenida sobre el consumo de energía, el usuario puede tener una participación activa y monitorizar el comportamiento eléctrico de cada aparato que esté conectado a la red eléctrica. 

Las smart grid son un concepto estratégico clave en la transición energética, ya que suponen un gran paso hacia un mundo descarbonizado. Mediante la digitalización de las redes eléctricas inteligentes se puede conseguir un sistema más eficiente, sostenible, con bajas pérdidas y con altos niveles de calidad en el suministro. Con la implementación de este circuito inteligente no solo se conseguiría una mayor eficiencia energética y ahorro, sino que también tendría múltiples beneficios medioambientales, económicos y sociales.

¿Cómo funcionan las redes inteligentes?

El potencial de las redes eléctricas smart grid reside en su capacidad de comunicación y control de consumo. Mediante la implementación de un sistema informático automatizado se da respuesta a las fluctuaciones de producción de electricidad. Para ello, existen dos puntos clave:

  • Telegestión: es un conjunto de productos basados en las tecnologías informáticas, electrónicas y de telecomunicaciones para controlar en remoto diferentes instalaciones. Esta funcionalidad de la red inteligente permite recoger datos en tiempo real y conocer los hábitos de consumo para crear tarifas y servicios adaptados a las necesidades del usuario.
  • Centro de operaciones: recibe y gestiona los datos recogidos en la telegestión para conocer la situación real e interactuar en caso de que sea necesario. De este modo, ante cualquier problema, se puede intervenir rápidamente y dar una solución eficaz en poco tiempo. 

Ventajas de las Smart Grids frente a las redes convencionales

Las redes eléctricas inteligentes suponen un salto de calidad y de fiabilidad. No solo permiten optimizar el consumo eléctrico, sino que tienen múltiples beneficios para el medioambiente, la economía y la sociedad. 

un chico sobre un enchufe ecologico

Beneficios ambientales

La eficiencia energética que se pueden conseguir con las smart grid también tiene beneficios directos sobre el medio ambiente, como por ejemplo: 

contador de kilo vatios inteligente

Beneficios económicos

Un sistema de red eléctrica eficiente tiene beneficios económicos, entre los que destacan:

  • Accesibilidad de la información. Gracias a la recopilación de estos datos, la compañía eléctrica y los consumidores pueden reducir los costes.
  • Permite minimizar el coste de las operaciones. Y, en consecuencia, el coste para el consumidor final.
  • Facilita el almacenamiento de electricidad y mejora la eficacia en la distribución de los flujos de energía por lo que no hay desperdicios.
  • Mayor control de reparaciones localizando el corte energético de manera inmediata.
  • Existen menos picos de demanda, lo que se traduce en una bajada de los precios. 
mujer usando una app para medir el consumo de sus electrodomesticos gracias a las smart grids

Beneficios sociales

La implementación de las redes eléctricas smart grid repercute directamente en la sociedad: 

  • Permiten una respuesta inmediata, asegurando un sistema energético eficiente.
  • Aumentan el nivel de seguridad, fiabilidad y de calidad del servicio.
  • Posibilitan conocer el consumo y tarifa aplicada en tiempo real.
  • El usuario es parte activa y fundamental del proceso. Puede gestionar el consumo de energía, verter sus excedentes a la red de energía eléctrica o almacenarlo para utilizarlo en otro momento.
  • En caso de interrumpir el servicio, el restablecimiento es más rápido.