representación del ciclo de vida de un producto

Tiempo de lectura: 9 min

La estrategia europea de desarrollo sostenible incluye la economía circular como uno de los elementos clave para impulsar la competitividad, generar empleo y fomentar el crecimiento económico sin comprometer las posibilidades de las generaciones futuras. En la transición hacia una economía descarbonizada que combata el calentamiento global, las empresas buscan la manera de ampliar el ciclo de vida de sus productos con el objetivo de emplear de manera eficiente los recursos naturales y minimizar la generación de residuos.

¿Qué entendemos por el ciclo de vida de un producto?

El ciclo de vida de un producto hace referencia a las etapas por las que pasa cualquier artículo comercial desde su concepción hasta su retirada del mercado.

Este concepto nace de la analogía entre la evolución de los seres vivos y la de los productos, ya que ambos pasan por diferentes etapas a lo largo de su existencia. Un ser vivo traza una curva de vida que recorre el nacimiento, la adolescencia, la edad adulta, la vejez y la muerte. 

Los artículos comerciales siguen una evolución similar que comprende las «cinco fases del ciclo de vida de un producto», las cuales repasamos a continuación. 

Las cinco fases del ciclo de vida de un producto

ingeniero de Repsol desarrollando un producto

1. Desarrollo

El desarrollo es el momento de materializar la idea. Engloba todas las actividades implicadas en la obtención de las materias primas y su tratamiento para dar forma al artículo diseñado. Para hacer este proceso más sostenible es necesario apostar por energías renovables y materiales biodegradables, así como desarrollar una logística eficiente de bajas emisiones.

lanzamiento de un nuevo producto en Repsol

2. Introducción/lanzamiento

El lanzamiento marca el momento en el que se introduce el artículo en el mercado. Aunque en estas etapas tempranas de penetración las ventas no son muy altas, las compañías realizan una gran inversión en publicidad para hacer llegar el producto al consumidor. Desarrollar campañas promocionales que apuesten por la sostenibilidad —utilizando, por ejemplo, soportes electrónicos o materiales promocionales biodegradables— es determinante para garantizar la baja huella de carbono en toda la cadena de valor

almacén lleno de cajas como muestra del crecimiento de un producto

3. Crecimiento

Dentro de las etapas de mercado, el crecimiento hace referencia al período de aceleración de las ventas. Se trata de la fase más estratégica del ciclo de vida de un producto porque en este punto la compañía puede diferenciarse de la competencia a través de su imagen de marca. Al aumentar la comercialización, la logística juega un papel capital. Es el momento de diseñar un modelo de distribución sustentable, garantizar la sostenibilidad de la cadena de suministro y compensar o reducir las emisiones de CO2.

un hombre pensando sobre la maduración de un producto o servicio concreto

4. Maduración

En la fase de madurez el mercado ya conoce bien el producto y está adaptándose a su uso. Es importante analizar el grado de satisfacción del cliente para ver si el artículo sigue cumpliendo con sus expectativas o necesita desarrollar nuevas funcionalidades. La tecnología y los diferentes tipos de innovación son elementos clave para adaptarlo a las necesidades del mercado y alargar su vida útil. Muchas de las llamadas profesiones del futuro están enfocadas en este área. 

teléfonos móviles ya obsoletos, muestra del declive de un producto

5. Declive

Por diferentes motivos, llega un momento en el que los consumidores deciden dejar de consumir un producto y las ventas caen en picado. Llega el momento de sacarlo del mercado poco a poco o adaptarlo para dar lugar a un nuevo artículo. El producto ha cumplido su función y si hemos apostado por la sostenibilidad en todas las fases, será sencillo reciclar tanto los materiales como las infraestructuras para darles un nuevo tratamiento. 

¿Por qué los productos tienen una vida limitada?

En los modelos de producción y consumo basados en una economía lineal de «usar y tirar», el ciclo de vida de un producto se acorta bien por la irrupción de nuevas tecnologías, bien por el cambio de hábitos en el consumidor o por la obsolescencia programada, que limita deliberadamente su vida útil. En el fondo, no deja de ser una estrategia comercial que busca instalar en el consumidor el deseo de poseer algo un poco más nuevo, un poco mejor y un poco antes de lo necesario. 

 La economía circular busca crear valor desde la primera fase de vida de un producto para que este pueda adaptarse fácilmente a la irrupción de nuevas tecnologías (como las llamadas tecnologías disruptivas), la aparición de nuevos materiales como el grafeno, el cambio de hábitos en el consumidor o su reutilización cuando entra en la etapa de declive. En definitiva, alargar el ciclo de vida del producto para hacerlo más sostenible. Esta debe ser una de las grandes metas de la llamada Cuarta Revolución Industrial que estamos viviendo en la actualidad. 

Ejemplos de ciclo de vida de un producto

La evaluación de la sostenibilidad del ciclo de vida de un producto es parte del compromiso de las empresas con la transición hacia una economía circular baja en emisiones. Este análisis, definido en el Programa Ambiental de Naciones Unidas, califica todos los impactos ambientales, sociales y económicos en el proceso de la toma de decisiones para el desarrollo de productos y servicios sostenibles a lo largo de todo su ciclo de vida.

En Repsol aplicamos los principios de la economía circular a lo largo de todo el ciclo productivo, desde el origen hasta la comercialización de nuestros productos y servicios. A través del ecodiseño, nos planteamos criterios de circularidad desde las fases más tempranas, como la conceptualización de nuestros productos para alargar su vida útil y poder reciclar sus componentes en la etapa final, incluidos los envases. Igualmente, impulsamos el consumo responsable y la economía colaborativa mediante iniciativas como Wible, el nuestrp servicio de carsharing o alquiler flexible de coches.