¿Qué es la energía hidráulica?

La energía del agua

La necesidad de acceder a energías sostenibles se ha convertido en un asunto prioritario de la agenda internacional. En las últimas décadas, la energía hidráulica se ha consolidado como una solución a esta demanda y una fuente de energía renovable muy valiosa en todo el mundo.

La energía hidráulica, también conocida como hidroeléctrica, aprovecha la fuerza del agua en movimiento para producir electricidad. El uso de recursos hídricos como fuente de energía es una práctica ancestral. En el siglo cuarto antes de Cristo, el imperio persa utilizaba ya ruedas de agua para el riego de los campos y molinos hidráulicos para la molienda de cereales.

Aunque su época de máximo esplendor y desarrollo llegaría con la revolución industrial en Gran Bretaña cuando se utilizaba como fuente de energía para nuevas invenciones. Concretamente, a finales del siglo XIX, James B. Francis logró desarrollar una turbina hidráulica de alta eficiencia, dando lugar a la turbina Francis, capaz de transformar la energía potencial del agua en energía cinética rotacional aplicada a un eje. En la actualidad, la turbina Francis es la más utilizada en las plantas de generación de energía renovable de origen hidroeléctrico.

No debemos confundir la energía hidráulica con la energía mareomotriz, que es aquella que se obtiene del movimiento de las aguas del mar provocado por las mareas, ni con la energía undimotriz, que aprovecha el movimiento de las olas del mar como fuente de obtención de la energía.

¿Qué tipos de energía hidráulica existen?

Existen varios tipos de centrales hidroeléctricas que se clasifican en función de la potencia y la forma en la que se canaliza el agua:

Presa de agua

Centrales hidroeléctricas según el flujo
 
  • Centrales hidroeléctricas de embalse. Este es el sistema más extendido de central hidroeléctrica. Mediante la construcción de una o más presas, se forman embalses que se utilizan para retener grandes cantidades de agua y, de este modo, regular el flujo que pasa por las turbinas que generan la electricidad. Esto permite que la producción de energía sea estable durante todo el año.
  • Centrales hidroeléctricas de agua fluyente. Las centrales de agua fluyente o pasada se emplean en ríos de caudal regular que pasan por relieves muy accidentados, desviando el cauce del agua hacía las turbinas que generan la corriente. Una vez obtenida la energía eléctrica, el agua desviada se devuelve al cauce del río.
  • Centrales hidroeléctricas reversibles o de bombeo. Su funcionamiento es muy similar al de una batería recargable de grandes dimensiones. La planta cuenta con dos embalses a diferentes alturas y conectados entre sí. En los momentos de bajo consumo de electricidad, la energía sobrante se utiliza para elevar el agua contenida en el embalse situado en el nivel más bajo al depósito superior mediante una bomba hidráulica. En las horas de mayor demanda energética, la central de bombeo funciona como una planta hidroeléctrica convencional.
 

 

Centrales hidroeléctricas según su potencia

  • Centrales hidroeléctricas de gran potencia: son aquellas que cuentan con una potencia de más de 10 MW.
  • Minicentrales hidroeléctricas: estas centrales hidroeléctricas tienen una potencia de entre 1 MW y 10 MW.
  • Microcentrales hidroeléctricas: las denominadas microcentrales hidroeléctricas alcanza un máximo de 1 MW.

¿Cómo funciona una central hidroeléctrica?

La energía hidroeléctrica es limpia y devuelve el agua a su cauce en su estado original. ¿Pero sabes cómo funciona y qué tipo de centrales existen?

En este vídeo te mostramos todo lo que debes saber sobre las centrales hidroeléctricas. Descúbrelo.

¿Qué aplicación tiene la energía hidráulica en nuestras vidas?

Además de la electricidad que se genera en centrales y minicentrales hidroeléctricas para abastecer a la red general, existen sistemas que quizás no sepas que tienen un funcionamiento similar a la energía hidráulica.

  • Aparatos industriales. Hay ciertos desarrollos técnicos que tienen una gran importancia en nuestra vida cotidiana y utilizan la energía hídrica, como los frenos hidráulicos, los elevadores, el martillo hidráulico e incluso los avances para producir motores hidráulicos.
  • Tuberías. La red de agua potable de las ciudades tiene diferentes turbinas en su interior que ayudan a que el agua pueda llegar a todos los lugares con la misma presión.
  • Material sanitario. Dentro del ámbito de la odontología existe un aparato muy utilizado por los dentistas para retirar y reparar piezas dentales, el llamado “taladro”, que utiliza una energía similar, a pequeña escala, a la que encontramos en las centrales hidráulicas para accionar una miniturbina.
Placas solares en el campo

¿Qué hacemos en materia de energía hidráulica?

En Repsol queremos liderar la transición energética, por eso, nos hemos fijado el objetivo de alcanzar cero emisiones netas en el año 2050, en línea con los objetivos del Acuerdo de París y los de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas. Esta meta ha venido acompañada de una serie de proyectos e inversiones que buscan alinear toda nuestra cadena de valor con este compromiso.

En relación con nuestros proyectos en materia de energía hidráulica, cabe destacar las tres agrupaciones hidroeléctricas, compuestas por un total de doce centrales, situadas en el norte de España (Asturias, Cantabria y Castilla y León). Las centrales de Navia, Picos y Aguayo-Aguilar tienen una capacidad instala de 697 MW, lo que equivale al consumo anual de todas las viviendas de la ciudad de Madrid. 

Proyecto "Aguayo II", una solucion sostenible

El proyecto de ampliación de la central de bombeo, conocido como “Aguayo II” en Cantabria, es una de las últimas iniciativas que contempla el Plan Estratégico 2021-2025 en nuestra apuesta por las renovables. La capacidad instalada de la central hidroeléctrica podría aumentar en 1 GW, hasta un total de 1,4 GW, convirtiéndose en la segunda más grande de España de sus características.

Uno de los aspectos fundamentales del proyecto es su compatibilidad con la conservación medioambiental del entorno. La ampliación de Aguayo combina una mayor eficiencia en la generación a partir de fuentes renovables con una instalación subterránea, sin impacto en el paisaje, aportando una solución sostenible desde un punto de vista medioambiental.

Estos proyectos, unidos a la amplia cartera de servicios que hemos desarrollado en renovables, sostenibilidad y economía circular, nos ayudarán a alcanzar el objetivo cero emisiones netas en 2050.

Dibujo sobre la ampliacion de la central hidráulica reversible de Aguayo II
Logo certificación generación energía renovable

Garantizamos con la máxima certificación el origen 100% renovable de la luz que ofrecemos

Hemos obtenido la máxima certificación – etiqueta A – de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), sobre el origen respetuoso con el medio ambiente de la electricidad que ofrecemos, convirtiéndonos por segundo año consecutivo en la única gran comercializadora, en términos de clientes suministrados, que ha obtenido esta etiqueta. 

Ilustración de una ciudad

Todo lo que debes saber sobre energía hidráulica

Descubre todas las respuestas sobre esta energía renovable, económica e inagotable.