Saltar al contenido

Repsol invertirá en Tarragona más de 1.400 millones en proyectos de transición energética

  • El Presidente de Repsol, Antonio Brufau, ha participado hoy en el acto de presentación de Calípolis, un conjunto de 11 proyectos que suponen una inversión total de 259,5 millones de euros y están impulsados por el Puerto de Tarragona, el Ayuntamiento de Vila-seca y Repsol.
  • El proyecto contempla la ampliación de las instalaciones portuarias de Repsol y permitirá eliminar la actual monoboya, situada en mar abierto, al posibilitar el atraque de grandes buques en su pantalán, así como la mejora de la flexibilidad en el aprovisionamiento de materias primas con la instalación de dos depósitos soterrados.
  • En el acto, Brufau ha anunciado los proyectos de futuro de Repsol en Tarragona, que suman una inversión de más de 1.400 millones de euros, en el marco del Plan Estratégico 2021-2025 de la compañía y de los fondos Next Generation.
Nota de Prensa
PDF 186 KB Descargar documento
Acto de presentación de Calípolis

El Presidente de Repsol, Antonio Brufau, ha participado hoy en el acto de presentación del proyecto Calípolis Next Generation, un plan para la recuperación económica de la provincia de Tarragona. El Puerto de Tarragona, el Ayuntamiento de Vila-seca y Repsol han presentado esta propuesta para convertir un extenso espacio entre la Pineda y el Puerto en un nuevo motor económico de tipo industrial, logístico-intermodal, turístico y paisajístico. En un ejemplo de colaboración público-privada y de visión común de los sectores clave del territorio, las tres entidades presentan un conjunto de 11 proyectos innovadores por un valor total de 259,5 millones de euros. En este marco, las dos iniciativas de Repsol ascienden a 41 millones de euros.

El proyecto Calípolis incluye la urbanización de una nueva Zona de Actividades Logísticas (ZAL) y la recuperación de un espacio protegido incluido en la Red Natura 2000, situado entre la playa de la Pineda y el Puerto de Tarragona. El plan prevé también la recuperación de la vida marina con la instalación de un arrecife de biotopos. El nuevo contradique dels Prats cerrará las aguas del puerto comercial de Tarragona y protegerá el entorno natural de la Costa Dorada. Además, este contradique, de uso peatonal, integrará infraestructuras turísticas para usos sociales y lúdicos.

La ampliación de las instalaciones portuarias de Repsol permitirá el atraque de grandes buques en su pantalán y la mejora de la flexibilidad en el aprovisionamiento de las materias primas con la construcción de dos depósitos soterrados. Estas actuaciones supondrán una mejora de la logística de Repsol en el Puerto de Tarragona, garantizando su eficiencia y competitividad, y permitirán eliminar la actual monoboya, situada en mar abierto.

Proyectos de transición energética en Tarragona

Durante el acto, Antonio Brufau ha avanzado cuáles son los ejes que está impulsando Repsol para transformar sus activos industriales y convertir centros como el Complejo Industrial de Tarragona en polos multienergéticos, de acuerdo con el Plan Estratégico 2021-2025, presentado por la compañía el pasado 26 de noviembre.

Para abordar este proceso, Repsol se apoyará en cuatro grandes pilares: la eficiencia energética, la economía circular, el hidrógeno renovable y la captura y uso de CO2. El objetivo es avanzar hacia una descarbonización de la economía propiciando a la vez un nuevo impulso industrial basado en la digitalización y la tecnología.

Para ello Repsol contempla para su Complejo Industrial de Tarragona proyectos centrados principalmente en la economía circular y que suman una inversión de más de 1.400 millones de euros en los próximos cinco años. El Complejo, que ya ha iniciado su transformación para convertirse en un polo multienergético, con iniciativas como la producción de un primer lote de biojet y la primera planta de la Península Ibérica para la fabricación de polímeros de alta resistencia al impacto, prevé la construcción de una planta de producción de biocombustibles avanzados, una instalación para producir plásticos a partir del reciclado de materiales post consumo y la implementación de tecnologías para mejorar la eficiencia en el consumo de materias primas y de energía en sus procesos productivos.

Estas iniciativas propias y otras que Repsol está promoviendo en la actualidad con socios se han incluido en el programa Cataluña Next Generation, que impulsa la Generalitat de Cataluña. Junto con Calípolis, servirán de efecto tractor para otras empresas y serán, por tanto, un gran soporte para la economía de la zona en los próximos años. Con ellas, Repsol está dispuesta a liderar la transformación del Polo Petroquímico de Tarragona para que siga siendo líder en el sur de Europa. Para garantizar este impulso también es necesario el apoyo de las instituciones y un entorno regulatorio que permita y habilite esta apuesta inversora, orientada a la economía circular y de un marcado carácter tecnológico y digital.

Motor de crecimiento económico y de generación de empleo

En los últimos cinco años, Repsol ha invertido en su Complejo Industrial de Tarragona 558 millones de euros.

La compañía multienergética es uno de los principales motores de crecimiento económico y de generación de empleo de Tarragona. Su Complejo Industrial, con un esquema productivo muy versátil y un equipo humano altamente cualificado, genera en Tarragona más de 7.500 empleos, entre directos, indirectos e inducidos, y representa alrededor del 40% de los tráficos del puerto tarraconense. La importancia del Complejo Industrial se refleja en su peso en el PIB de Cataluña, superior al 2%.

Plan Estratégico 2021-2025

El pasado 26 de noviembre, Repsol presentó su Plan Estratégico para el periodo 2021-2025, que marca la transformación de la compañía en los próximos años y supondrá una aceleración en la transición energética para continuar avanzando con éxito en el objetivo de ser cero emisiones netas en 2050.

Los complejos industriales de Repsol seguirán evolucionando para transformarse en hubs multienergéticos, capaces de generar productos de baja, nula o incluso negativa huella de carbono y de impulsar nuevos modelos de negocio basados en la digitalización y la tecnología.

El Plan Estratégico 2021-2025 contempla una inversión total de 18.300 millones de euros entre 2021 y 2025. El área industrial mantendrá su elevada competitividad y el liderazgo en Europa de sus activos, construirá nuevas plataformas en negocios neutros en carbono y reducirá sus emisiones en más de dos millones de toneladas de CO2.