Comprometidos con la transición energética

Avanzamos hacia un mundo descarbonizado

Creemos en un modelo que integre varias opciones tecnológicas y aúne la electrificación con el uso de productos de baja huella de carbono, para ofrecer soluciones a todas las necesidades energéticas de la sociedad.

Compromiso cero emisiones netas en 2050

Hemos sido la primera compañía del sector en marcarnos una meta ambiciosa en favor del planeta, y con el Plan Estratégico 2021-2025 nos fijamos nuevos y más exigentes compromisos en nuestra ruta hacia la descarbonización.

Reduciremos las emisiones de nuestro proceso productivo y además, contribuiremos a reducir la huella ambiental de nuestros clientes con soluciones y productos de baja y neutra huella de carbono. Todo ello, gracias a una firme apuesta por la tecnología y la digitalización, y una inversión de 5.500 millones de euros.

Gráfico sobre la descarbonización

Transformamos la industria para diseñar la refinería del futuro

Por eso, vamos a transformar nuestros complejos en hubs multienergéticos, capaces de generar productos de baja, nula o incluso negativa huella de carbono y de impulsar nuevos modelos de negocio basados en la digitalización y la tecnología.

Para ello, nos apoyaremos en cuatro grandes pilares: la eficiencia energética, la economía circular, el hidrógeno renovable y la captura y uso de CO2.

Mujer científica en un laboratorio

Hidrógeno renovable: vector importante para la descarbonización

Con aplicaciones que van desde su uso como materia prima para producir combustibles sintéticos, hasta el almacenamiento de energía renovable, teniendo un papel clave en la ruta de la descarbonización.

Somos el mayor consumidor y productor de hidrógeno de España, con una posición privilegiada como compañía energética integrada, que nos permite arbitrar entre autoconsumo y otros usos como pueden ser el transporte.

En 2030, aspiramos a convertirnos en un actor relevante en todas las aplicaciones con una capacidad de generación renovable equivalente a 2.600 MW.