Saltar al contenido

Repsol y la sostenibilidad

Nuestro modelo de sostenibilidad

Complejo junto al mar al anochecer

Un modelo integrado en la estrategia de compañía

Nuestro compromiso con la sostenibilidad se articula en torno a 6 ejes: ética y transparencia, personas, operación segura, gestión de recursos e impactos, cambio climático e innovación y tecnología.

Gracias al Modelo de Sostenibilidad identificamos, sistematizamos y ponemos en marcha acciones que contribuyen al desarrollo sostenible, con criterios que van más allá de lo legalmente exigido, desplegando nuestras hojas de ruta en los planes de cada una de nuestras actividades para integrar la sostenibilidad en la toma de decisiones de nuestros negocios. También establecemos mecanismos de control para asegurar el cumplimiento de las mejores prácticas de sostenibilidad, medir nuestro progreso y alcanzar nuestros objetivos.

Escuchamos a nuestros grupos de interés

Nuestra compañía, áreas corporativas y áreas de negocio tienen identificadas sus partes interesadas y disponen de canales y mecanismos de diálogo permanentes y transparentes de relación con las mismas.

Además, trabajamos para identificar y comprender sus expectativas respecto nuestro desempeño en materia de sostenibilidad de forma proactiva y sistemática, así como a integrarlas en nuestros procesos internos de toma de decisiones.

Estructuramos nuestra relación con nuestras partes interesadas en tres niveles: corporativo, país y centro operativo. Nuestra relación en cada uno de estos tres niveles requiere mecanismos específicos y adaptados a nuestro contexto para poder identificar de manera adecuada sus necesidades y expectativas en relación con nuestro desempeño ético, social y ambiental.

Los Estudios de Identificación de Expectativas nos permiten conocer los asuntos que más interesan, tanto interna como externamente y son utilizados para tomar acciones que mejoren nuestra gestión de los riesgos y para informar del desempeño de la compañía en los aspectos identificados.

Este proceso sistemático lo completamos con las diferentes vías de comunicación que las unidades de negocio establecen con sus partes interesadas, mediante canales dedicados en la web de la compañía, lanzamiento de encuestas, organización de jornadas para intercambio de buenas prácticas o difusión de asuntos de interés, así como el envío de boletines de comunicación, entre otros.

Una vez evaluadas las expectativas de cada parte interesada, analizamos los resultados para tenerlos en cuenta en nuestros procesos de toma de decisiones.