Utilizamos cookies propias y de terceros con fines estadísticos y publicitarios para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas, consideramos que conoces nuestra Políticas de Cookies y que estás de acuerdo con su uso.
Aceptar.
Saltar al contenido

Cambio climático

Captura, Almacenamiento y Uso del Carbono

La tecnología CCUS, en el eje de la reducción de emisiones de CO2

La Captura, Almacenamiento y Uso del Carbono (CCUS, por sus siglas en inglés) jugará un papel importante para la consecución del objetivo de limitar el incremento de la temperatura media del planeta a 2ºC en 2050. Esta tecnología es capaz de reducir sustancialmente las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) de los combustibles fósiles, especialmente en sectores como el eléctrico y el industrial.

Un nuevo mix energético

Los combustibles fósiles van a seguir teniendo un papel relevante en el mix energético futuro y el CCUS permitirá reducir las emisiones en sectores como el eléctrico o en industrias intensivas en energía. Participamos en el desarrollo de estas tecnologías como miembro de OGCI a través de las inversiones realizadas por el fondo OGCI Climate Investments.

 logo oil&gas climate initiative
  • Solidia: compañía dedicada a la producción de cemento y hormigón, que ha patentado una tecnología que permite emplear CO2 en lugar de agua en el fraguado del hormigón.
  • Econic: compañía pionera en el desarrollo de sistemas catalíticos, que ha sido capaz de incorporar hasta un 50% en peso de CO2 como materia prima en la producción de polioles, base de todos los poliuretanos.
  • Inventys: compañía que ha desarrollado un proceso de captura de CO2 post-combustión que utiliza una arquitectura patentada de estructuras adsorbentes sólidas que evita los altos costes asociados con otros procesos convencionales.

Adhesiones a iniciativas globales >

Los desafíos de la tecnología CCUS

Actualmente ya hay varios proyectos pioneros en marcha, pero es necesario superar una serie de retos para que las tecnologías CCUS se implementen rápida y ampliamente:

  • Establecer el marco regulatorio adecuado que permita que se desarrollen estas tecnologías.
  • Aumentar el conocimiento de la capacidad real de almacenamiento de carbono en el subsuelo, sobre todo en regiones como China e India.
  • Progresar aún más en la reducción de costes de inversión y operativos.

El valor del CCUS

Una vez desarrollado a nivel industrial y listo para competir comercialmente con otras tecnologías, el valor aportado sería enorme:

  • El binomio gas - CCUS es aliado de las energías renovables en el sistema eléctrico, actuando como reserva de la intermitencia de éstas con mínimas emisiones.
  • El despliegue de la tecnología CCUS es necesario para alcanzar la ambición manifestada en el Acuerdo de París, que persigue conseguir emisiones netas cero en la segunda mitad de este siglo o incluso emisiones netas negativas en escenarios de mitigación inferiores a 2ºC.
  • El CCUS es también necesario para reducir emisiones en sectores industriales como los del acero, cemento, aluminio, sector químico, etc., en los que actualmente no existe alternativa para su descarbonización.
  • El CO2 capturado puede utilizarse como materia prima en un amplio abanico de oportunidades, que van desde la formulación de polímeros a la obtención de combustibles, su uso como material de construcción o la fabricación del cemento.