Saltar al contenido

Noticias Asfaltos

Betunes de alto módulo para prolongar la durabilidad del firme aplicado en la reparación de pistas en el aeropuerto Adolfo Suarez de Madrid

Avión en el aeropuerto Adolfo Suárez
Detalle de las ruedas de un avión
Entre los meses de Septiembre a Noviembre de 2015 se ha ejecutado una obra en varias pistas de rodaje del Aeropuerto Adolfo Suárez de Madrid, en concreto las identificadas como A18, A19, A20, M18, M19 y M20, correspondiente a actuaciones de rehabilitación de firmes y en la que Repsol ha participado como proveedor de los diferentes ligantes empleados.
 
La obra, adjudicada a la empresa Vías y Construcciones y ejecutada por Eiffage Infraestructuras, ha consistido en la retirada y reposición del paquete de firme en diferentes capas de mezcla bituminosa para un espesor de 40 cm, siendo la superficie total de actuación de 8600 m2.
 
Dada la singularidad de las infraestructuras aeroportuarias en cuanto a la dificultad de ejecución de las obras por la actividad aérea, la estructura del firme del paquete bituminoso en su diseño, se proyectó con la aplicación de mezclas con capacidad de proporcionar dos aspectos requeridos, durabilidad y seguridad.
 
Conseguir una mayor durabilidad, permitirá prolongar la eficiencia de las actuaciones de rehabilitación, limitándose las intervenciones simplemente a operaciones de mantenimiento de la capa de rodadura. Por ello para conseguir esta característica, se optó por la aplicación de mezclas de alto módulo empleando betunes de bajo valor de penetración para proporcionar a la mezcla, la capacidad de conseguir elevados módulos de rigidez. La tecnología de Repsol ha permitido diseñar betunes de baja penetración, tanto convencionales como modificados con polímero, y sobre todo en éste último además aportando cierto grado de flexibilidad mejorando su comportamiento y propiedades a tracción y fatiga.
En cuanto a la seguridad, relacionada con la capacidad de mejorar la resistencia al deslizamiento, se requiere mezclas bituminosas que aporten textura en la superficie a partir de una composición granulométrica discontinua. Para ello en este proyecto se ha optado por el empleo de mezclas tipo SMA, que no sólo aporta la discontinuidad granular necesaria, sino además un buen contacto del esqueleto mineral entre los áridos gruesos, que se completa con el empleo de betunes modificados con polímero y fibras que permiten altos contenidos de ligante contribuyendo también en la durabilidad de la mezcla.    
 
Para conseguir una buena adherencia entre capas en las diferentes mezclas, se aplicaron riegos con emulsión termoadherente, fabricada con betunes de baja penetración y tiempos de rotura reducidos. 
 
Las actuaciones se ejecutaron tanto en horario diurno como nocturno cumpliendo los requerimientos por la entidad aeroportuaria y con las medidas de seguridad necesarias para la protección de los trabajadores.