Saltar al contenido

Un mundo mejor

Sónar

Ordenadores muestran imágenes del proyecto Sónar

Lo más pequeño puede ser lo más sostenible

Con el PROYECTO SÓNAR demostramos cómo la nanotecnología puede ayudar a la industria del petróleo a crear asfaltos ecológicos, refinerías más sostenibles o placas solares más eficientes.

La nanotecnología se ha convertido en una herramienta estratégica clave para sectores tan dispares como la medicina o la electrónica. Sus posibilidades son infinitas y la idea del Proyecto Sónar es desarrollar un nuevo marco de estrategia y apostar por todo lo que esta disciplina puede aportar.

Entre los desafíos del PROYECTO SÓNAR está la eliminación de NOx a partir de un nuevo concepto en catálisis, la mejora de propiedades en materiales, nuevos catalizadores para refino, y el almacenamiento de energía y materiales para producción de energía fotovoltaica.

A través de un acuerdo de colaboración con IMDEA Nanociencia y MIT, el Repsol Technology Lab ha impulsado el Proyecto Sónar. Más de cuarenta científicos e investigadores de ambas entidades han unido su experiencia y conocimiento para estudiar qué nanotecnologías pueden ser relevantes para la industria del Oil&Gas, cuándo estarán disponibles, y todas las barreras que habrá que superar para que estos avances se conviertan en una realidad.

El Proyecto Sónar ha superado todas las expectativas, ya que a través de esta colaboración y con innovadores talleres de trabajo, surgieron más de 60 retos y casi 170 posibles soluciones nanotecnológicas, de las que más de 30 son de gran interés para la industria del Oil&Gas.

Los impulsores del proyecto trasladarán todo el conocimiento generado a futuros proyectos de investigación, el primero de ellos enfocado en la reducción de emisiones. 

Además, la aplicación de nanotecnologías también podrá trasladarse a la Exploración y Producción de hidrocarburos, con el desarrollo de sensores y nuevos sistemas para la recuperación mejorada de petróleo.

El proyecto Sónar ha puesto de manifiesto que en pocos años estarán disponibles nanotecnologías que nos ayudarán a superar los retos que se nos plantean. Por ello, nuestros científicos e investigadores seguirán trabajando día tras día en analizar todas sus posibilidades.