Saltar al contenido

Un mundo mejor

Refinerías óptimas

Refinerías óptimas y operarios sonriendo

Nuestros proyectos para unas refinerías más limpias

En el Plan Estratégico de Tecnología Integrado para Refino (PETIR), científicos e investigadores desarrollan nuevos procesos y productos. También sirven de soporte tecnológico a estos complejos industriales. En las instalaciones del Repsol Technology Lab contamos con laboratorios y plantas piloto de refino, una reproducción a escala de los procesos industriales que tienen lugar en las refinerías de la Compañía. 

En Repsol estamos comprometidos con el desarrollo de nuevos procesos para la producción de combustibles que aseguren la sostenibilidad de las exigencias energéticas globales y contamos con varias líneas de investigación en este sentido.

Con el PROYECTO PYROFUELS buscamos la producción de combustibles de segunda generación (2G) o biocombustibles avanzados, obtenido a partir de biomasa en unidades de proceso de refinería.

El PROYECTO HVO estás centrado en el co-procesamiento de aceites vegetales, para dar con una alternativa complementaria e innovadora que se incorpore a biocombustibles convencionales. Co-financiado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), formó parte del Plan Nacional de Investigación Científica, Desarrollo e Innovación Tecnológica 2008-2011.

En relación al BIOQUEROSENO, hemos generado carburantes 100% de origen vegetal renovable, con la pretensión de incorporar componentes bio en el carburante para los aviones. 

Con el PROYECTO ANUBIS buscamos la eficiencia energética, obtener un máximo rendimiento energético con el menor impacto ambiental posible. Investigadores y científicos del Repsol Technology Lab trabajamos con el objetivo de minimizar el coque para poder incrementar el rendimiento en líquidos.

También hemos trabajado en el PROYECTO ATLAS, con el que queremos dar solución a uno de los problemas típicos en la refinería: el ensuciamiento en los intercambiadores de calor. Se da como consecuencia de procesos físico-químicos.

Con estos proyectos, contribuimos al objetivo de "descarbonización” del transporte, que tal y como marca la nueva legislación, aboga por una reducción de emisiones locales –sobre todo CO2- en vehículos de combustión.