Saltar al contenido

Un mundo mejor

Pegasus - Excalibur

Entrenamos a un superordenador

Junto con IBM, en el Repsol Technology Lab estamos desarrollando formas de aplicar, por primera vez y a nivel mundial, lo último en tecnología cognitiva a la industria del petróleo. Sumamos la inteligencia del hombre a la inteligencia artificial de la máquina para acertar al máximo.

Pegasus – Excalibur

El superordenador Watson se suma al equipo de Repsol.
  • Cerebro
    Hemos trabajado para que los ordenadores sean capaces de entender, razonar y aprender y así ayudarnos a tomar decisiones en tiempo real.
  • Pozo petróleo
    Hemos conseguido reducir los errores y facilitar la toma de decisiones rápidas; acertar frente a las miles de incertidumbres que plantea la exploración y producción.
  • Ordenador-Excalibur
    Sumamos el Proyecto Pegasus a Excalibur, una herramienta matemática capaz de comparar yacimientos geológicos.

Pegasus - Excalibur paso a paso

Con el Proyecto Pegasus queremos conseguir una interacción mucho más eficaz entre los seres humanos y los ordenadores. Esta herramienta tiene la capacidad de analizar cientos de miles de datos, documentos e informes, y buscar tendencias y conexiones entre ellos, para proponer las hipótesis y soluciones más adecuadas en cada momento.

El primer laboratorio cognitivo del mundo

Los múltiples proyectos tecnológicos que se llevan a cabo en el Repsol Technology Lab para la creación de modelos petrolíferos, como Excalibur, han mejorado la seguridad, la eficiencia y la rentabilidad de las operaciones de Upstream. Y ahora, con el Proyecto Pegasus, es posible construir de una manera mucho más fluida modelos conceptuales y geológicos, así como explorar escenarios hipotéticos para garantizar las mejores decisiones en la búsqueda de hidrocarburos. Se abre, por tanto, un nuevo mundo de posibilidades. 

Estamos desarrollando esta tecnología de forma conjunta por un equipo mixto de Repsol e IBM, que trabaja en las instalaciones del primer laboratorio cognitivo del mundo, propiedad de IBM en Nueva York, y en el Repsol Technology Lab, situado en la localidad madrileña de Móstoles. 

EXCALIBUR

El acceso a nuevas reservas es una tarea cada vez más compleja. El subsuelo es una gran incógnita. Perforar y realizar importantes inversiones económicas es una decisión arriesgada y difícil. Para minimizar el error y tomar decisiones acertadas en Repsol optamos por que la tecnología nos ayude a tomar esas decisiones. Así nace el proyecto Excalibur.

Excalibur emplea técnicas matemáticas para conocer muy bien los yacimientos antes de intervenir, los simulamos con técnicas 3D y así es más fácil decidir si perforar o no y cómo.  

Podemos realizar una evaluación integral de los yacimientos, de manera que se pueda caracterizar su incertidumbre y optimizar el desarrollo minimizando el riesgo inherente. La herramienta permite, además, jerarquizar un portafolio de yacimientos de una manera rápida y certera e identificar nuevas oportunidades de inversión que con técnicas tradicionales son difícilmente detectables.

Cuando los yacimientos tienen información limitada y presentan una mayor incertidumbre es cuando la evaluación del yacimiento es más compleja y las técnicas tradicionales son menos funcionales. 

El proyecto Excalibur ha sido una gran fuente de innovación y propiedad intelectual. En los tests realizados en el yacimiento del Mar del Norte, Excalibur logra mejorar un 9% la mejor solución publicada hasta la fecha por otras compañías e instituciones de investigación de prestigio.

La metodología de Excalibur

El modelo de yacimientos análogos permite, con muy pocos datos, obtener propiedades no conocidas del campo a través de la comparación con otros campos conocidos. Así, es posible obtener una distribución probabilística de todas las propiedades que definen el modelo geológico, que de otra manera son difícilmente accesibles y, de este modo, aumentar la tasa de éxito.

El modelo de análogos ya ha sido probado con éxito en Repsol con distintos ejemplos y la jerarquización obtenida ha mostrado un alto índice de similitud con los yacimientos análogos suministrados previamente por los expertos.

Para un segundo módulo se han desarrollado nuevas técnicas de simulación que permiten generar un conjunto de modelos geológicos en 3D. Esta tecnología integra la información obtenida con la herramienta de yacimientos análogos y la información proporcionada por los estudios de subsuelo. Con esta información es posible caracterizar la incertidumbre estructural y petrofísica del yacimiento, cuantificando las reservas de una forma más precisa que la obtenida con las metodologías actuales.

Por último, basándose en el conjunto de realizaciones geológicas generadas junto con las últimas técnicas de evaluación de riesgos, Excalibur obtiene el plan de desarrollo óptimo del campo a través de nuevos algoritmos de optimización generados íntegramente en Repsol. Esto proporciona una clara ventaja frente a los competidores al poder identificar, además, nuevas oportunidades de inversión.