Consejos para la puesta en marcha de tu coche

Cómo recuperar la movilidad de tu coche sin acabar en el taller

¿Ha estado tu coche parado un mes o más tiempo? Después de un periodo prolongado de inmovilidad, volver a poner en marcha un vehículo no es tan sencillo como arrancar y salir. Nuestros expertos en movilidad del Repsol Technology Lab te acercan estos consejos para que tú y coche volváis a estar en movimiento sin problemas.

Hombre conduciendo un coche

Antes de usar cualquier vehículo...

Comprueba que no haya fuga de líquidos para detectar posibles manchas de agua, de aceite o anticongelante.

Prueba todos los dispositivos eléctricos como la radio, los intermitentes o los elevalunas pueden fallar si tienes el coche parado mucho tiempo.

Comprueba los neumáticos, después de un periodo largo sin mover el coche, pueden haber perdido presión y hasta haberse deformado.

Si tu vehículo es de combustión…

  • Deja el motor al ralentí unos minutos, así se lubricarán todas las piezas
  • Mientras está en ralentí… pisa tanto el freno como el embrague y gira el volante. Así se reactivarán los sistemas hidráulicos.
  • Asegúrate de que tu primer trayecto es lo bastante largo, al menos lo suficiente como para que el motor alcance la temperatura óptima y para que los líquidos circulen por todos los sistemas.

 

Si conduces un híbrido...

  • Comprueba las baterías, puede que se hayan descargado si el coche ha estado parado mucho tiempo.
  • Si la batería del sistema híbrido está descargada… antes de salir, deja el motor de combustión encendido durante media hora, con todos los sistemas eléctricos apagados, así cargarás la batería lo suficiente para ponerte en marcha.

 

Si es 100% eléctrico o híbrido enchufable...

  • Realiza una carga lenta, especialmente si la batería está por debajo del 15%.