Rutas, mapas, coches, restaurantes, noticias motor, el tiempo, hogar y mas en repsol.com

Repsol YPF

Logo Repsol

Descubrir la meteorología

Pronosticando el tiempoInterpretaciónElementos básicos de pronóstico

Elementos básicos de pronóstico

Temperatura: la cantidad medida por un termómetro, expresada en grados, Celsius o Fahrenheit, según la escala. En un pronóstico del tiempo, se indican las temperaturas máxima y mínima. En un pronóstico meteorológico regional, las temperaturas máximas diurnas (máximas) y las mínimas nocturnas (mínimas) se expresan a menudo como rangos. Si el área cubierta es amplia, las máximas y mínimas no serán las mismas en toda el área, sino que habrá variaciones de un lugar a otro. Es extremadamente ambicioso que un pronosticador prediga el grado exacto, aunque se ha demostrado que los números únicos se recuerdan mejor que los rangos. Las palabras que normalmente se utlizan para referirse a dichos rangos son: “en torno a” o “aproximadamente“, como en la frase “en torno a 25 grados”, o se indican los extremos del rango posible, como en la frase “oscilarán entre 23 y 27 grados”.  

Índice de Calentamiento: muestra los valores de temperatura aparente, la temperatura que el cuerpo siente realmente. Es una función que combina los efectos de calor y humedad, para reflejar lo más exactamente posible, lo que el cuerpo tendrá que tolerar. El índice de calor se usa en la computación de la evapo-transpiración potencial. Por ejemplo, cuando el calor y la humedad se combinan para reducir la cantidad de evaporación de la transpiración del cuerpo, el ejercicio al aire libre puede llegar a ser peligroso. Según el Índice de Temperatura Aparente, con 35° C (95° F) y una humedad relativa de 65%, el cuerpo podría sentir una temperatura de 47° C (117° F). Estas cifras, se basan en condiciones de sombra y viento leve. Bajo la luz directa del Sol, estos valores pueden ser hasta 15 grados más altos.

Humedad: medición del contenido de vapor del aire. El porcentaje al que se le presta atención en los pronósticos del tiempo, se refiere a la humedad relativa, que describe el porcentaje de vapor de agua en el aire en relación a la cantidad total de vapor de agua que el aire puede contener a esa temperatura. Cuando se dice que la humedad relativa es 60%, significa que el aire está al 60% de esta escala que va desde su punto más bajo (en el que aire no contiene nada de vapor de agua) y el punto de saturación (en el que el aire contiene tanto vapor como es posible). La humedad relativa afecta extremadamente la sensación que experimentamos.

Precipitaciones: se refiere a todas las partículas en fase líquida o sólida que se originan en la atmósfera y caen a la superficie de la Tierra; también a la cantidad, normalmente expresada en milímetros o pulgadas de profundidad, de la sustancia acuosa que ha caído en un punto dado durante un período específico de tiempo. Normalmente, los pronósticos incluyen el tipo de precipitación esperado y expresan el riesgo de su ocurrencia en términos de probabilidad (porcentaje). Técnicamente, la probabilidad de precipitación es la posibilidad (%) de que una cantidad medible de lluvia –0,25 milímetros de agua o más – caiga en alguna parte del área pronosticada, en las próximas 12 horas. Pero, aunque mucha gente no lo sabe, esta cifra (por ejemplo, 20% de probabilidad de chaparrones) surge de la combinación de otras dos cifras: la probabilidad de precipitación en el área y el porcentaje del área que probablemente la reciba. Manteniendo el mismo ejemplo, un 50% de probabilidad de que se formen chaparrones en cualquier parte del área pronosticada, y la probabilidad de que afecten 40% del área, se traduce en 20% de probabilidad de chaparrones. La probabilidad de precipitaciones no dice nada del tipo, duración o volumen del episodio lluvioso.

Viento: es el aire en movimiento en relación a la superficie terrestre. Como los componentes verticales del movimiento atmosférico son relativamente pequeños, especialmente cerca de la superficie del planeta, los meteorólogos usan el término para referirse casi exclusivamente al componente horizontal. Los vientos verticales normalmente se identifican como tales. Los vientos superficiales se miden por medio del anemómetro y la veleta. Los resultados se expresan en kilómetros y millas por hora o nudos, además de la dirección desde la que sopla el viento en relación a una brújula. La dirección mencionada, por ejemplo nordeste, indica el punto desde el cual sopla el viento (se usa la brújula de ocho puntos para indicar la dirección del viento). Los vientos de hasta 8Km por hora (5 MPH) son vientos leves, o leves y variables; cuando hay un viento perceptible pero no fuerte, se dice que hay brisa; cuando es frío con vientos de entre 25-30Km por hora (15-20 MPH) se dice que hay una brisa fresca. De 30 a 50 Km por hora (20 a 30 MPH), es ventoso; muy ventoso entre 50 y 65 Km por hora (30-40 MPH) y de más de 65 Km por hora (40 MPH), los vientos se describen como fuertes, destructivos o altos. Los vientos reciben la denominación de “huracanados” cuando soplan a 118 Km por hora (74 MPH) o más.

Sensación térmica: el grado hasta al cual se enfría el cuerpo humano debido al movimiento del aire. El movimiento del aire acelera la velocidad de transferencia de calor desde el cuerpo humano a la atmósfera circundante, especialmente cuando las temperaturas son de menos de 7° C (45° F). Debido a esta transferencia de calor aumentada, la sensación térmica es siempre la misma o más baja que la temperatura real.

Frente: generalmente, es la interfaz o zona de transición entre dos masas de aire de diferente densidad. Puesto que los frentes son fenómenos meteorológicos relevantes, su presencia siempre se menciona en las discusiones sobre el tiempo. Normalmente, esto se aclara cuando el pronosticador indica la naturaleza del frente, ya sea frío, cálido o estacionario.

Cobertura nubosa: cuando el pronóstico indica cielos soleados o cubiertos, se refiere a la cobertura nubosa. Esa cobertura se define como el porcentaje de superficie terrestre que tiene nubes directamente por encima. El estado del cielo es descrito como: soleado; mayormente soleado; parcialmente nublado, parcialmente soleado; mayormente nublado y cubierto. La cantidad aproximada de cobertura nubosa en el cielo para cada una de estas descripciones sería: 0-10 claro o soleado; 1-10 despejado (a menudo reservado para las cirros altas y tenues); 2-10 a 3-10 mayormente soleado; 4-10 a 6-10 parcialmente nublado; 7-10 a 8-10 mayormente nublado; 9-10 nubes fragmentadas; 10-10 nubladoocubierto.

Altas y bajas presiones: cuando las altas y bajas presiones son mencionadas en un pronóstico, el meteorólogo se refiere a un áreas de alta presión o a un áreas de baja presión. Los sistemas de presión son constructores del tiempo, y los pronósticos a menudo incluyen esta información porque ellos controlan el comportamiento meteorológico.

imprimir